Vol 5, Capitulo 11: Rondó del leopardo, la ballena y el delfín.

Parte 1 Tada no se quejaba, y su expresión no había cambiado, pero su respiración era irregular. Parecía que estaba teniendo un momento difícil. En cuanto a Inui, sostenía el báculo de Shihoru mientras lo usaba para arrastrarlo. Inicialmente le había pedido que le prestara un hombro, o que le tomara la mano, pero cuando Shihoru se negó cortésmente, le había … Sigue leyendo Vol 5, Capitulo 11: Rondó del leopardo, la ballena y el delfín.

Anuncios

Vol 5, Capítulo 10: No Especial

Haruhiro se agachó a lado de Kikkawa. Él no sabía qué decir. Luchó para encontrar las palabras por un momento, pero sabía que no sería capaz de decir lo correcto de todos modos. Eso era porque Haruhiro era un mediocre hasta la médula.  Haruhiro extendió la mano, colocando una mano en el hombro del otro hombre suavemente. "Um ..." Lo sacudió. "¿Inui-san?"  "Que-" Kikkawa miró a Haruhiro, miró a Inui, a Haruhiro, a Inui. "... ¿Huh?"  … Sigue leyendo Vol 5, Capítulo 10: No Especial

Vol 5, Capítulo 9: Ayuda no deseada

Es por acá. En esta dirección. Por aquí. Aquí. Por esta ruta...  Haruhiro solo siguió dando indicaciones. Nadie más decía nada más.  "O, o, o, o, o, o ..."  "O, o, o, o, o, o, o, o, o ..."  "O, o, o, o ..."  "O, o, o, o, o, o, o ..."  Los perros de un solo ojo gruñeron. Algunas veces, aullaban demasiado fuerte.  ¿Qué tan lejos hemos avanzado desde la colina … Sigue leyendo Vol 5, Capítulo 9: Ayuda no deseada

Vol 5, Capítulo 7: Un problema de tiempo.

El Reino del Crepúsculo. Ese era el nombre que Anna-san le dio.  "Es" el otro mundo que se extendió más allá del nido de los ri-komo, por supuesto.  Haruhiro pensó que no era un mal nombre, sinceramente, y que tal vez deberían hacer que también se le ocurriera un nombre mejor para los ri-komos.  Su primer día de … Sigue leyendo Vol 5, Capítulo 7: Un problema de tiempo.

Vol 5, Capitulo 6: Bienvenidos al reino del crepúsculo 

Duodécimo, decimotercero, decimocuarto, decimoquinto ...  La búsqueda de habitaciones continuó.  A medida que avanzaban más y más profundo, los huevos realmente se volvían más grandes, aunque solo crecían de a poco. Comparando los huevos de una habitación con la siguiente, la diferencia era más o menos imperceptible, pero al comparar la primera habitación con la decimosexta, hubo una gran diferencia en el tamaño de … Sigue leyendo Vol 5, Capitulo 6: Bienvenidos al reino del crepúsculo