Grimgar Vol 7, Capítulo 3: “El baño prohibido”

Cuando los seis reunieron todo el dinero que tenían encima, contaron un total de 1 de oro, 87 de plata y 64 de cobre. Cuando se trataba de otras posesiones, todo lo que tenían eran sus objetos personales. 

Fueron mostrándoles esto a los propietarios de la tienda de ropa y bolsos, la tienda de máscaras y en la despensa, pero esas personas no mostraron interés y los ignoró. 

El herrero estaba en medio de un trabajo, por lo que no querían molestarlo, o más bien tenían miedo de que los matara si lo hicieran. 

Habían pensado que el propietario de la tienda general probablemente estaba adentro, así que tocaron la puerta. Tocaron tres veces y no obtuvieron respuesta, así que se tuvieron que rendir. 

Parecía que sería difícil conseguir más monedas negras dentro del pueblo. Eso sería hacerlo demasiado fácil. Los estómagos a los que habían engañado haciéndoles creer que estaban llenos por el agua comenzaban nuevamente a gruñir, y sintieron una sensación de crisis. Incluso si fuera solo una o dos, tendrían que encontrar más monedas negras en el exterior. 

Haruhiro se apretó su estómago vacío cuando salieron de la aldea. Su objetivo, sin decirlo, era encontrar monedas negras. Ellos discutieron su plan. 

Era peligroso, o más bien, ni siquiera sabían si era peligroso o no, por lo que no irían demasiado lejos. Al hacer un mapa mental de la zona con la aldea en el centro, fueron ampliando poco a poco su rango de operaciones. 

Primero cruzaron el puente e intentaron ir derecho. Se dirigieron hacia un bosque después de recorrer unos cien metros. Descubrieron que era denso, con grandes pantas blanquecinas y retorcidas que probablemente eran árboles. Crear un camino por allí no parecía ser una tarea fácil. Así que no pudieron seguir por allí. 

Regresaron por el camino alrededor del foso y descendiendo por el acantilado. La orilla del río era en su mayoría de arena. Era extrañamente cálida. 

Haruhiro y los demás se desplazaron por la orilla del río. El río parecía profundo, y su corriente rápida. 

Haruhiro sumergió su vacilante mano en el agua puramente negra. Y abrió los ojos, sorprendido. “…Este rio esta tibio.” 

“¿En serio?” Ranta se quitó los zapatos y los calcetines, entrando al río descalzo. “¡Whoa! ¡lo decías enserio! No hace calor, ¡pero está tibio! ¡Podríamos usar esto en lugar de un baño!” 

“Un baño…” Shihoru murmuró distraídamente. “Quiero tomar un baño…” 

“Es cierto…” Mary miró hacia el cielo y suspiró. “Un baño…” 

Yume soltó una risa tonta. “Un baño, probablemente se sentiría muy bien, eh.” 

“Sí…” Kuzaku asintió. “Estoy seguro de que todos apestan. Yo incluido.” 

“¡Entremos!” Ranta les dio un pulgar hacia arriba. “¡Todos juntos! Quiero decir, no es como si hubiera algún problema si es solo esta vez ¿no? ¡No hay nada como estar desnudos juntos para fortalecer el compañerismo, eso dicen! Quiero decir, ¡está súper oscuro! ¡Y no se verá demasiado! ¡Gejejejejejeheje!” 

“Eso nunca va a suceder, y lo sabes.” Haruhiro sintió un fuerte impulso de golpear a Ranta, pero no quería perder energía innecesariamente. “Lo siento, pero vamos a dejarlo para más tarde. Necesitamos encontrar algunas monedas negras y obtener algo para comer. El baño puede venir después de eso. Comprobaremos que sea seguro, y los chicos y chicas se turnarán para bañarse por separado.” 

“¡Qué mierda, Haruhiro! ¡Yo estoy en contra! ¡En contra, en contra, en contra! ¡En contraaaaaa!” Ranta hizo mucho ruido, pero el resto de sus compañeros estaban de acuerdo con Haruhiro. 

“-¿Whuh?” Yume, que todavía había estado chapoteando en el agua a lo largo de la orilla del río, reacia a irse, recogió algo. “¿Oh? ¿Qué es esto? ¿Fue enterrado en la… arena? Es redondo y…” 

Haruhiro agarro lo que tenía Yume. “…Es una moneda negra.” 

“Podría haber más, ¿verdad?” Ranta se puso a cuatro patas y comenzó a buscar monedas negras con tal vigor que parecía que podría salir a nadar. “¡Busquen! ¡Todos ustedes! Sin embargo, déjenme decirles, que lo mío es mío, y lo de ustedes, por supuesto, tambien es mio.” 

“Guárdate esas palabras para cuando estés durmiendo, hombre.” Incluso mientras se quejaba, Haruhiro comenzó a buscar monedas negras. 

Todos eran bastantes, no, demasiados serios al respecto. 

Eventualmente, la luz similar a una llama de la distante cresta desapareció por completo, y el área quedó encerrada en una oscuridad total. No estaban lejos del pueblo, y no de hace mucho habían escuchado los golpes del martillo del herrero, pero ahora incluso eso había desaparecido por completo. 

Era de noche. ¿Cuánto tiempo paso desde que habían estado buscando monedas negras? Haruhiro no estaba del todo seguro, pero, de cualquier forma, ya era de noche. 

“¡Eso fue todo! ¡Nunca encontramos otra!” Ranta golpeó el agua. 

“Supongo que no es tan fácil…” Kuzaku estaba sentado en la orilla del río. 

“D-De todos modos…” Shihoru exprimió el agua desde la punta de su túnica empapada. “Podríamos regresar, a ver si podemos comprar comida con esa moneda…” 

“Eso es verdad.” Yume sonó como si ella estuviera llorando un poco. “Yume se está poniendo muy hambrienta, y eso la ha estado haciendo entristecer…” 

“Después de todo, con esto podríamos comprar más de lo que pensamos.” Merry trató de consolarlos, lo cual era un poco inusual para ella. 

“Sí, tienes razón…” Ranta bajó la cabeza. No tenía mucha energía, y era difícil culparlo por eso. 

“Hagamos eso… supongo…” Dijo Haruhiro desanimadamente, luego se dijo a sí mismo: No, no, eso no es lo suficientemente buenoUn líder no puede permitirse dejar que su ánimo decaiga tanto. “¡V-Vámonos, chicos! ¡Es hora de comer!” 

Sin embargo, incluso escalar el acantilado de dos metros en su camino de regreso resultó ser una tarea difícil. Regresaron al puente con pasos inestables y se sorprendieron por lo que encontraron. 

La Torre de vigilancia C, en el otro lado del puente, era básicamente una puerta que servía para varios propósitos. Si no pudieran pasar por esa puerta, no podrían entrar al pueblo. Por alguna razón, la puerta que había estado abierta hace un tiempo atrás, ahora estaba cerrada. 

“¿Por qué?” Haruhiro presionó un puño contra su frente. “¿es debido a que es de noche?” 

“¡A quién le importa!” Ranta bajó su visor y comenzó a correr por el puente. 

“¡O-Oye!” Haruhiro ni siquiera tuvo que detenerlo. 

El vigía de la torre de vigilancia C colocó una flecha en su arco. Cuando apunto hacia él, Ranta hizo algo más que detenerse de repente. Se lanzó con un increíble salto haciendo un dogeza.  

“¡Lo siento! ¡No dispares, no dispares! Te lo ruego, por favor, ¡no me dispares!” 

Tal vez eso sirvió a su favor. Si bien el vigía no bajó su arco, tampoco disparo. Ranta retrocedió con la cabeza todavía inclinada, llegando finalmente a donde estaban Haruhiro y los demás. 

“¡Eres un pedazo mierda! ¡Idiota calvo! ¡Casi me muero ahí, maldición!” 

“Hey, no me culpes a mi…” Haruhiro se sintió mareado. Se sentía tan débil por el hambre que incluso hablar le era difícil. 

“Vamos a tener que esperar a que abran la puerta… supongo. O, ya que se siente estúpido quedarse a esperar, ¿quieren ir a buscar monedas negras? No, ese no podría ser el caso… Ninguno de nosotros esta de ánimos para eso…” 

No tenían la fuerza de voluntad para moverse. O la resistencia física. Haruhiro y los demás se habían acomodado dónde estaban. Incluso a medida que colapsaban en ese lugar, la sensación de inanición los atacó implacablemente. Sin embargo, no podían hacer nada más que sentarse ahí y soportarlo. Incluso si comenzaban a quedarse dormidos, la intensa hambre los despertaría de nuevo. 

Eso hizo despertar su deseo de atacar a alguien. Mientras luchaban contra ese impulso, su conciencia volvía a desvanecerse. Pero esos sueños pocos profundos eran destruidos fácilmente por la dolorosa hambre. 

Las tres chicas se habían quedado juntas, se dormían y luego volvían a levantarse. 

Yume frotó la cabeza de Shihoru. “Tan hambrienta…” Murmuró. “Oye, Shihoru, Yume solo tomará un poco, así que… ¿Yume puede comerte?” 

“Si no te importa que también te coma a ti…” 

“Ohhhhh,” gimió Yume. “Si eso significa que ella puede tener algo de Shihoru, tal vez a Yume no le importe que fuera comida…” 

“¿Quieres tratar de que nos comamos entre nosotras…?” Murmuró Shihoru. 

“Eso suena bien… después de todo, Shihoru se ve sabrosa…” 

“Um, ¿te importa si también como…?” Merry se aventuró. 

“Si lo haces, entonces también déjanos comerte, Merry,” dijo Yume. 

“Claro… Cómeme… si me dejas comer, soy capaz de hacer cualquier cosa…” 

“-Haah.” Ranta rodo con la forma de una bola como si fuera una especie de gusano muerto. “¿De qué están malditamente hablando estas mujeres? Maldita sea… estoy celoso… En serio, en serio…” 

Kuzaku estaba tendido de espaldas con las extremidades extendidas, mientras recitaba algo. “Ella arrojaba conchas de mar junto a la costa… Peter y Piper picoteaban pimientos picados… ¿Cuánta madera podría tirar una marmota si una madera de marmota tira madera?” [1] 

“Bueno, supongo que aún no alcanzamos nuestro límite…” Haruhiro sonrió débilmente. “No alcanzamos nuestro limite, siquiera que es un límite, un límite… libre… liebre… jejeje…” [2] 

En este mundo de oscuridad sin fin, era difícil creer que el amanecer volvería, pero eventualmente llego. 

Incluso antes de que la luz se asomara por detrás de la cresta, se escuchó un siniestro rugido, y el vigía de la torre de vigilancia C abrió la puerta desde el interior. Inmediatamente después, la distante cresta se iluminó. 

Haruhiro y los demás se pusieron de pie, apresurándose a ser los primeros en cruzar el puente. El herrero todavía no había comenzado a trabajar, pero la olla en la tienda de comida ya estaba humeando. Haruhiro le ofreció la moneda negra al propietario, el cangrejo gigante, que estaba revolviendo la olla con un cucharón. El cangrejo gigante miró hacia adelante y hacia atrás desde la moneda hasta Haruhiro y los demás con los ojos que sobresalían detrás de su máscara. 

“¡Danos algo de comer!” Haruhiro inmediatamente comenzó a suplicar. “¡Nos morimos de hambre! ¡Aceptaremos cualquier cosa, en serio, cualquier cosa, mientras sea comestible!” 

El cangrejo gigante sacó seis tazones de madera o algo así, y vertió el contenido de la olla, que parecía ser un estofado, dentro de ellos. 

Haruhiro y los demás dieron las gracias y luego tomaron sus tazones. Habría sido agradable tener algunas cucharas, pero no las necesitaban. 

Haruhiro tomó un sorbo del espeso, caliente y negruzco estofado. Él no entendía del todo el sabor. Pero, era tan bueno que podría morir. Cuando miró a su alrededor, todos los demás estaban hambrientos devorando su estofado. 

Estamos muy felices, pensó Haruhiro desde el fondo de su corazón. Son felices. Están tan felices, muy felices. Están Abrumadoramente felices, como si solo hubiera esencia de alegría en cada poro de nuestros cuerpos. Estamos malditamente felices. 

Él había sorbido el espeso caldo en tan solo un momento. Sin embargo, aún no había terminado. Todavía quedaban los ingredientes sólidos. Haruhiro agarro uno de esos ingredientes en el fondo de su tazón. 

“¡¿Ick?!” Gritó sorprendido. 

Después de todo, esos ingredientes, claramente parecían ciempiés. Esto es… un error… ¿no es así? 

untitled 

“¡Gajajah! ¡La comida de un hombre es su castillo!” Ranta dijo algo incomprensible, luego audazmente arrojo esos bichos dentro de su boca y los masticó. “-¡¿Guwaaeh?! ¡¿Eughhhh?!” 

Aparentemente eran amargos. Ranta escupió a los insectos. Francamente, eso era de esperarse. Se veían bastante asquerosos. Probablemente era mejor no comerlos. Pero… no era suficiente. Honestamente, esto no era suficiente para llenarlos. 

Haruhiro miró al cangrejo gigante. Cuando lo hizo, el cangrejo gigante le ofreció una especie de brocheta con carne frita. La fe comenzó a echar raíces en el corazón de Haruhiro. Su dios era un cangrejo gigante que dirigía una tienda de comida. 

Mientras Haruhiro contenía sus lágrimas, tomó la brocheta de carne con gratitud, con demasiada gratitud. Él lo mordió antes de siquiera pensar, ¿Sera esta carne inofensiva? Era gris, dura, y parecía haber sido ahumada en lugar de frita, pero no estaba mal. Era seca y difícil de tragar, pero liberaba más y más sabor a medida que la masticaba. Parecía que podía mantenerse lleno por un tiempo. 

El cangrejo gigante también le dio a cada uno de sus compañeros una brocheta de carne ahumada. Eso significaba que una moneda negra valía al menos seis tazones de sopa de insectos y seis misteriosas brochetas de carne ahumada. 

Una vez ya saciado su apetito, desearon un poco de agua. Sin embargo, probablemente necesitarían otra moneda negra para usar el pozo nuevamente. Tendrían que darse por vencidos por ahora, y hervir el agua del río más tarde. Mientras Haruhiro estaba preocupado, el idiota Ranta saltó directamente al pozo, bajó el balde, sacó agua y se lo bebió animadamente. El guardia del pozo no se movió. 

-¿Huh? ¿Está bien? 

Cuando Ranta terminó, Haruhiro bebió un poco de agua con desconfianza. El guardia del pozo realmente no le había hecho nada. ¿Era porque habían pagado el día anterior? Si una moneda negra era equivalente a seis tazones de estofado de ciempiés y seis brochetas de carne ahumada, tal vez que hayan pagado una moneda negra para tomar agua para seis personas había sido excesivo. Entonces, esa era la razón por la que les estaba dejando beber de nuevo hoy… ¿tal vez? 

En cualquier caso, una vez que todos se rehidrataron, finalmente comenzaron a sentirse como eran normalmente. No, aún no. 

“Um, Haruhiro-kun …” Shihoru levantó su mano. “Ahora me gustaría tomar un baño…” 

Él no fue capaz de decir que tenían mayores preocupaciones. 

Bueno, razonó Haruhiro, probablemente podemos pensar en cómo obtener más monedas negras en el transcurso de tiempo que tenemos para bañarnos. Estoy seguro de que podemos. Después de todo, una vez que estemos perfectamente bien, se nos ocurrirá algo. Sí. Un baño. Vamos a tomar un baño. 

Haruhiro y el grupo abandonaron el pueblo y viajaron rápidamente hasta la orilla del río. Tal vez no necesitaban estar tan apurados, pero no se podía hacer nada al respecto. 

Primero, cavaron un agujero cerca del río. Luego, conectaron el agujero al río con un canal. Una vez que el agujero se llenó con agua del río, cerraron el canal. Se decidió que las chicas irían primero, luego los chicos. Mientras las chicas estaban en el baño, los chicos esperaban en algún lugar a cierta distancia. 

El agujero que usaban como bañera era de un metro y medio de ancho, con una profundidad de aproximadamente un metro. El agua del río solo tenía una temperatura cercana al de un cuerpo, pero era mucho mejor que una fría. Pusieron una lampara sobre ella, y aunque no estaba nublado, no podían espiar. Su trabajo fue según lo planeado, sin interrupción, y el baño tibio al aire libre fue completado. 

“Bueno, nos iremos hacia allá,” le dijo Haruhiro a las chicas. 

Haruhiro, Ranta y Kuzaku dejaron atrás a Yume, Shihoru y Merry mientras se alejaban unos veinte metros del baño al aire libre. Justo al lado del acantilado. Incluso cuando salió el sol, o mejor dicho cuando las llamas se elevaron, este mundo todavía se encontraba oscuro. No había forma de que pudieran ver a las chicas desde aquí, así que esta era, probablemente, la distancia apropiada. 

Aun así, había algo extraño. Ranta estaba extrañamente tranquilo. 

No. Él solo había estado callado. 

“Bueno, ya es hora de comenzar la operación, ¿verdad?” Preguntó Ranta. 

“Eso pensé…” Suspiró Haruhiro. ¿Cómo iba a detener este depravado? 

Afortunadamente, Haruhiro no tuvo que hacer nada. Eso fue porque Kuzaku repentinamente lo detuvo. 

“No te dejaré hacer eso.” 

“¡Ay! ¡Ow, ay! ¡Espera, maldición, Kuzacky! ¡¿Qué estás haciendo?! No en las articulaciones, hombre, en serio, ¡hazlo despacio en las articulaciones! ¡Eso duele, maldición! ¡Idiota, suéltame!” 

“Nah, eres muy fuerte, Ranta-kun. Si no lo hago así de fuerte, te escaparás.” 

“¡Me estás rompiendo el brazo! ¡Mi hombro! ¡Harás estallar mis órganos! ¿Qué vas a hacer si muero?, ¿eh? ¡Idiota!” 

“No morirás tan fácilmente, Ranta-kun. Esto está bien.” 

“No está bien, no está bien, no está bien. Duele, duele, duele. Me muero, me muero, me muero. Déjame ir, déjame ir, déjame ir.” 

“Puedo decir que estás haciendo que suene peor de lo que es, ¿sabes?” 

“…¡Maldición, eres demasiado arrogante, Kuzacky! ¡¿No puedes mostrarles a tus mayores el debido respeto?!” 

“Lo hago. De hecho, tengo un poco de respeto por ti, esa es la verdad.” 

“¡Entonces déjame ir! ¡Desnudas! ¡Quiero ver a las chicas desnudas! ¡Tetas! ¡Tengo una enfermedad que me matará si no veo algunas tetas desnudas! En serio, hombre, ¡no te estoy mintiendo!” 

“…Bueno, allí se va un poco de ese respeto,” le dijo Kuzaku. “Creo que había sido un poco demasiado.” 

Ranta no es una persona digna de respeto, así que creo que está bien, pensó Haruhiro. Aun así, Kuzaku seguro fue rápido para actuar. ¿Sera por eso? ¿Por su relación con Merry? Debe de ser eso. Él no quiere que sea vista. Ella es su… ¿qué? ¿Novia? ¿Amante? Es lo mismo. Él no quiere que otros hombres vean a una persona desnuda con la que tienese tipo de relación. Así es como es. Probablemente. Es natural sentirse de esa manera. 

Incluso Haruhiro podía entender eso. 

Todavía soy virgen, ¿sabes? ¿Qué hay de Kuzaku? ¿Crees que ya lo están haciendo? Ya sabes, hablo de eso. 

Haruhiro se sentó en el suelo y se cubrió la cara con las manos. ¿En qué estaba pensando? Eso era estúpido. ¿Qué importaba? Él no tenía el tiempo para esto. 

Está bien. Él realmente no tenía tiempo para eso. 

Monedas negras. ¿Cómo podrían encontrarlas? De los cadáveres, y en la orilla del río. Los métodos que se basaban en el azar de esa manera no eran buenos. ¿Había una manera más segura? Si tuvieran que ganar dinero, ¿podrían trabajar? Algo como, ¿hacer algún tipo de trabajo para los residentes de esa aldea? ¿Eso sería factible? ¿Incluso sin hablar su idioma? No parecía ser así. 

Dinero. Dinero, eh. Las monedas negras eran dinero. ¿Eran la moneda de esa aldea? Si lo fueran, había una economía en efectivo, pero, ¿podría ser práctico un sistema en el que se intercambiara dinero en efectivo en tan solo un pueblo como este? Como máximo, tal vez había unos cincuenta aldeanos. Cada una de las tiendas tenía una selección bastante amplia de productos. ¿No era demasiado para una aldea de cincuenta personas? ¿Tenían otros clientes? Otros como Haruhiro y su equipo…? 

“¡Eek!” Escucharon la voz de alguien. 

No solo una voz. Un grito. 

“¡Hey!” Ranta noqueó a Kuzaku. 

Kuzaku rápidamente se puso de pie. “¡¿Merry… san?!” 

Haruhiro comenzó a correr tan pronto como se puso de pie. “¡¿Merry?! ¡¿Yume?! ¡¿Shihoru?!” 

“¡Nu-chah…!” 

Ese era el grito de batalla de Yume. ¿Ella estaba luchando? ¿Contra qué? ¿Un enemigo? 

Se escuchaban unas violentas salpicaduras. 

“¡Wah…!” 

¿Esa era la voz de ShihoruEntonces, ella trató de escapar, luego cayó al río, ¿o algo así? 

“¡Ha!” 

Esa fue Merry. La voz de Merry. Suena como si estuviera peleando. 

“H-Haremos lo posible para no ver nada!” Haruhiro sacó su daga y su sap. Pero, lo cierto era que pensó que este no era el momento de preocuparse por lo que podrían o no ver. 

Corrió tan rápido como pudo. Podía distinguir algunos contornos muy vagos. Parecía que Yume y Merry se movían con sus armas, como había pensado. Estaban fuera del baño. ¿Dónde estaba Shihoru? ¿El río? ¿Ese era el enemigo? 

Al principio, Haruhiro pensó que era un lagarto o algo así. Su postura era baja, como si se estuviera arrastrando. Pero era rápido. Saltó rápidamente de izquierda a derecha, esquivando los ataques de Yume y Merry. Su tamaño era, aproximadamente, igual al de una persona. 

Antes de que pudiera pensar en algo, Haruhiro se movió. Él agarró a su enemigo por detrás. [Spider]. 

No era una lagarto. Esta cosa estaba llena de pelo. No importaba. El clavo su daga a un lado de su cuello, pero el enemigo forcejeó violentamente. 

Saltó con un boing hacia arriba en diagonal. Fue un salto muy alto. 

“¡Whoa…!” Gritó Haruhiro, instintivamente se aferró al enemigo. 

Oh mierda. El enemigo se inclinó hacia atrás en el aire. Como estaban ahora las cosas, iban a caer de espaldas. Haruhiro estaba aferrándose a esa espalda, lo que significaba que Haruhiro iba a ser aplastado contra el suelo, ¿cierto? 

Cuando trató de escapar, el enemigo se aferró alrededor de él. Hubo un ruido desagradable. El impacto golpeó casi todo su cuerpo. No podía respirar. Su cabeza estaba dando vueltas. 

El enemigo tomo cierta distancia de Haruhiro. Entonces inmediatamente ataco. Haruhiro levantó ambos brazos tratando de proteger su cuello y cara. De alguna forma, tenía que arreglarse las para al menos no morir. 

“¡Gahhh!” Kuzaku saltó, tratando de golpear al enemigo con su larga espada. 

El enemigo saltó directamente hacia atrás, para luego salir corriendo. 

“¡Aquí estás!” Ranta corrió, cortando al enemigo. 

Excelente trabajo en equipo, pensó Haruhiro, pero era cuestionable si realmente podía darse el lujo de tomarse las cosas con calma y elogiar mentalmente a sus compañeros. 

Intentó levantarse. Pero no estaba bien. Incluso le costaba ponerse de costado. Le dolía todo el cuerpo. 

Siento que voy a vomitar. Esto es patético. No tuve cuidado. Perdí la cordura. ¿Por qué no ude mantener la calma? Es frustrante. Que embarazoso. ¿Qué soy, un novato? Ese fue un error de novato. No hay excusa para eso. Duele… 

Kuzaku y Ranta estaban persiguiendo al enemigo. Merry y Yume corrían hacia él. 

“¡¿Haru?!” Grito Merry. 

“¡Haru-kun!” Grito Yume. 

No, esto es genialbueno, en realidad no lo es. Quiero decir, ustedes dos están desnudas, ¿verdad? Estaba demasiado oscuro para ver los detalles, pero todavía se sentía mal por eso. Haruhiro cerró los ojos, pensando que era lo mínimo que podía hacer. 

“¿Dónde está… Shihoru…?” Dijo con voz áspera. 

“¡¿Nya?! ¡Está bien! ¡Shihoru! ¿Dónde estás, Shihoru? ¡¿Estás bien?!” 

“E-E-Estoy bien…” Respondió Shihoru, Eso habia sido suficiente para que Haruhiro se sintiera profundamente aliviado. 

Pero todavía era demasiado pronto para relajarse, ¿no es así? Claro que, esta no era una situación en la que pudieran hacerlo. 

“¡Haru! ¡Usaré mi magia ahora!” Merry grito. 

“No, no puedes hacer eso… quiero decir, magia de luz… emite luz… Antes de que hagas eso… ponte algo de ropa…” 

“¡¿Realmente crees que este es el momento para decir eso?!” Merry se enojó con él. 

Lo siento. En serio, en serio lo siento. 

“¡Merry-san, aquí, ropa!” Kuzaku regresó, arrojando la ropa de Merry hacia ella. 

“¡Realmente no me importa!” Gritó Merry, pero aun así se puso lo que pudo rápidamente. Luego comenzó a curar a Haruhiro. 

“¡Maldicioooón!” Gritó Ranta. “¡Idiota, se nos escapó!” 

“¡Estúpido Ranta, no vengas aquí!” Gritó Yume. 

“¡Cállate! ¡Me gustaría ir allí para ver tus pequeñas tetas!” 

“Shihoru también está aquí, ¿sabes?” 

“¡Por supuesto que quiero ver las suyas! ¡Me encantaría mirarlas sin importar el costo! ¡Gwejehejeje!” 

“Jess, Yeen, Sark, Kart, Fram…” 

“¡Wow, wow, wow, espera, espera, Shihoru! ¡Sin magia! Ese es el hechizo [Thunderstorm], ¿no? Si tomo uno de esos, ¡me tostare!” 

Haruhiro mantuvo sus ojos cerrados. 

Si los abro, podría ver todo tipo de cosas, ¿cierto? Quiero decir, Merry está cerca. Está lo suficientemente cerca como para sentir que parte de su cuerpo me está tocandoSin embargo, no voy a mirar. Te juro que no lo hare, ¿de acuerdo? Me siento tan avergonzado de mí mismo por todo, quiero llorar. 

Aun así, ¿Ni siquiera podemos tomar un baño en paz? Hombre, esto es difícil… 

 

 


Notas de Traducción:

 

[1] Aquí, Kuzaku está recitando varios trabalenguas, pero Haruhiro no tiene idea de lo que hablar.  

[2] Aquí, Haruhiro está perdiendo la cordura y dice palabras al azar, lamentablemente la frase se perdió en la traducción, comenzando con 限界 (Genkai) significa limite, tal vez la frase venia asi: 限界 (Genkai) 減災 (Gensai), 幻想 (Gensō que también es Gensou). Por lo que la frase real probablemente es Limite, desastre y fantasia (no tiene un común fonético al español y al inglés también lo cambiaron así que lo deje como quedo en la traducción) 

 

Anuncios

2 comentarios en “Grimgar Vol 7, Capítulo 3: “El baño prohibido”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s