Grimgar Vol 7, Capítulo 4: “U Naa”

Eran capaces de utilizar tanto magia de luz como magia oscura. Sin embargo, sus efectos y duración se habían reducido a aproximadamente un tercio de lo que solían ser, y no solo se necesitaba más del doble del poder mágico usual para lanzarlas, parecía que hacerlo era increíblemente agotador tanto para la mente como para el cuerpo. 

Gracias a eso, [Protection] era tan ineficiente que prácticamente no se podía usar. Incluso con los hechizos de curación, siete de [Cure], cuatro de [Heal] o incluso uno de [Sacrament] eran suficientes para drenar por completo el poder mágico de Merry. 

Decidieron que Ranta utilizara [Demon Call] para convocar a Zodiac tan a menudo como sea posible. De todos modos, Ranta era un Oscuro Caballero del Terror que no podía hacer un uso efectivo de su magia oscura. Además, Zodiac era útil con solo estar cerca. 

Haruhiro y su equipo nombraron al pueblo donde está el pozo, Well Village [1] y el río con el agua tibia, Lukewarm River [2]. Las direcciones cardinales no estaban claras, pero partiendo de la teoría de que el Lukewarm River corría de norte a sur, decidieron que río arriba sería el norte y rio abajo sería el sur. Durante el día, el fuego se elevaba, y el cielo del este donde estaba la cresta ardiente se volvería un poco más brillante. Parecía que no podían cruzar el Lukewarm River, asi que, por el momento, tendrían que avanzar por el oeste del rio. 

Había un bosque que se extendía hacia el oeste de Well Village. ¿Qué hay del sur? Parecía que había enemigos hostiles en la orilla del río, por lo que decidieron subir al acantilado e intentar ir hacia el sur desde allí. 

“Estamos… ¿Qué tan lejos estamos de Well Village?” Kuzaku de dio la vuelta y miró. 

“¿Como un kilómetro?” Yume dejó escapar un extraño sonido de mnngh mientras pensaba en ello. “¿tal vez alrededor de eso?” 

“Tch.” Ranta chasqueó su lengua y pateó el suelo un par de veces. “Maldición, es difícil caminar así. ¡Esto es tan lodoso! ¿Qué demonios es esto? ¿Está tratando de hostigarme?” 

“Ejeje… Ranta… Tu misma existencia es una forma de acoso… Eje… Eejeheje…” 

“Oye, Zodiac, ¿qué se supone que significa eso? ¿eh?” 

“P-Pero, esto podría ser un poco agotador…” Shihoru estaba usando su báculo para mantenerse mientras caminaba. 

“¿Estás bien?” Preguntó Merry. “Shihoru, si es necesario, puedes apoyarte en mí.” 

“Gracias, Merry… pero si tropiezo, caerias conmigo…” 

“Si eso pasa, pasara” Merry parecía que estaba sonriendo, solo un poco. 

Haruhiro tambien sonrió ligeramente. 

No, un líder sin valor que acababa de cometer un error no tiene derecho a sonreír. Aun así, parece que Merry, Shihoru y Yume se llevan muy bien ahora. No podría estar más feliz por ellas. 

Merry era algo diferente cuando nos conocimos, pero antehabía escuchado que ella era una persona alegre con una personalidad agradable. Bendecida con una buena apariencia, toma en serio su trabajo como Sacerdote, tiene una buena personalidad, ¿qué clase de supemujer perfecta es ella? Como compañera y como amiga, no podría pedir más. Ella es bastante ideal. Como líder, estoy feliz. Sin embargo, teniendo una novia así, estoy seguro de que Kuzaku debe estar aún más feliz… 

“El área al sur de Well Village es un pantano, eh.” Haruhiro reprimio un suspiro que casi se le escapa, entrecerrando los ojos. “Parece que es igual más adelante…” 

“Es difícil entrar, eso seguro, pero no todo es malo, ¿sabes?” Dijo Yume. “La superficie aquí, hace sonidos. Va squicksquick. Entonces, si algo sucede, lo sabrás de inmediato, ¿eh?” 

“Maldición, Yume,” se quejó Ranta. “¡Incluso con esas pequeñas tetas tuyas, ahí vas, contándonos algo útil!” 

“¡Deja de llamarlas pequeñas todo el tiempo!” Gritó Yume. 

Hay algo curioso lo que dijo Yume, pensó Haruhiro. Es cierto, es fácil permanecer alerta aquí. Por ahora, quiero expandir nuestro rango, así que vamos a ir un poco más lejos. 

Con eso decidido, caminaron otros trescientos metros más o menos, pero en ese punto el suelo no se encontraba solo lodoso, había charcos y parecía que sus pies se iban a atascar. El agua tenía unos cinco centímetros de profundidad como máximo, pero había puntos blandos y puntos duros en el fondo, y eso solo empeoraba las cosas. Incluso… 

“Oye, ¿no hay algo enterrado aquí?” Preguntó Haruhiro. 

“¡Un tesoro, eh!” Ranta inmediatamente se agachó y empujó sus manos en el barro. “…¿Oh? Lo hay. Hay algo. Esto es-” 

“¿Deberíamos alumbrarlo?” Preguntó Yume, a lo que Haruhiro asintió. “Hm.” Yume sacó una linterna y la encendió. 

“Aquí.” Ranta trajo lo que había sacado hasta la linterna de Yume. Era un objeto blanquecino con forma de vara. 

Haruhiro inmediatamente lo entendió. Estaba bastante claro de qué se trataba. 

“¿Un hueso…?” 

“Hay un montón de ellos,” dijo Ranta. “¿Crees que todo el lugar podría estar lleno de cadáveres?” 

Zodiac cacareó. “Uje… Ranta… Aquí tu tambien te convertirás en huesos… Ujeje… Ujejejeje…” 

“¡Maldición, Zodiac! ¡No digas cosas siniestras como esa!” 

“Veamos.” Haruhiro tomó una decisión y asintió. “Bueno, no estoy muy interesado en eso, pero puede que no solo sean huesos, también podríamos encontrar sus pertenecías. Podría haber monedas negras. En este momento, las necesitamos mucho.” 

No hubo objeciones. A diferencia del agua del Lukewarm River, el agua en estos charcos era fría. Cuando estaban agachados en ella, podía ser demasiado fría. No era un trabajo fácil, pero en comparación con el hambre y la deshidratación, no era nada. 

Y eventualmente… 

“¡Ah…!” Shihoru tragó saliva mientras levantaba algo. “¡Una moneda negra!” 

“¡Oh, ho!” Ranta le dio una palmada a Shihoru en la espalda. “¡Bien! ¡Bien hecho, Shihoru!” 

“…No te aproveches de la situación para tocarme.” 

“¡¿De ninguna manera?! ¿Ahora estas reaccionando así? ¡¿En serio?! No es el momento para eso, ¿no es así? ¿Acaso no estas feliz?”  

“Kejeje… Ranta… Tu existencia lo arruina todo… Kejejejeje…” 

“Si mi propia existencia es el problema, entonces no se puede hacer nada, ¿sabes? ¡Simplemente te lo digo!” Gritó Ranta. 

Los descubrimientos continuaron después de eso. Había más que solo monedas negras. Encontraron dos espadas cortas en buenas condiciones, una espada larga, una cosa metálica similar a una máscara, así como cuatro monedas negras. 

“Hmm…” Ranta observo fijamente la espada larga antes de dársela a Kuzaku. “Te quedas con esta, Kuzacky. Se ve bastante bien, y probablemente podamos usarla con un poco más de filo, pero es demasiado simple para mí. También es un poco demasiado larga. Además, el efecto entumesedor de mi Lightning Sword Dolphin no se ha acabado todavía.” 

“…Gracias.” 

“Las dos espadas cortas serán de Haruhiro,” continuó Ranta. 

“Keje… Ranta está actuando importante… Muere, fanfarrón… Kejeje…” 

“¡¿Hey, Zodiac?! ¡¿Podrías dejar de insultarme todo el tiempo, como si fuera algo natural?! 

“Hmm,” dijo Haruhiro, examinando las espadas cortas. “Nah, creo que una es suficiente para mí. ¿Qué tal si tomas la otra, Yume? La más grande es aproximadamente del mismo tamaño de tu machete.” 

“Nya. Ahora que lo mencionas, lo es, ¿eh? Bueno, entonces, tal vez Yume la tome.” 

“¿Qué tal la máscara?” Merry intentó ponérsela. “-Oh. Entra perfecto.” 

Estaba hecha para parecerse a una especie de criatura. No a un ser humano. No se parecía a ninguna criatura que Haruhiro conociera, pero si se veía forzado a comparar a uno, seria… ¿un mono, tal vez? Parecía un poco tonto, con una forma de aspecto divertido. 

“T-Te queda bien… realmente,” dijo Shihoru, tratando de controlar el nivel de su voz. 

“¡Bwah!” Ranta se echó a reír y señaló a Merry. “¡Sí, lo hace! ¡Es la mejor! ¡Una obra maestra! ¡Esa es para Merry! ¡Está Decidido!” 

“¡Y-Yo no la quiero!” Merry se quitó la máscara, tratando de dársela a otra persona, pero todos cruelmente se negaron a tomarla. “Realmente no la quiero, ¿de acuerdo? ¡Solo la estaba probando!” 

Haruhiro, por alguna razón, no estaba seguro del por qué, miró a Kuzaku. 

No, el porqué es obvio. Es algo así como, Kuzaku, hombre, ¿no vas a ayudarla? ¿Cómo no puedo pensar eso? Cuando algo como esto está sucediendo, realmente. Después de todo, los dos son, bueno… Eso’ ¿cierto? 

Kuzaku fue el primero en romper el contacto visual, mirando hacia abajo. Parecía que se sentía incómodo. 

¿Por qué? Ohh. Ya veo. No le han contado al resto de sus compañeros sobre su relación. ¿Porque lo están ocultando? Es por eso que, incluso en momentos como este, le resulta difícil ser muy obvio al defenderla. 

Está bien. No es necesario ocultarlo. ¿Por qué no hablas sobre eso ya? Esto es un poco doloroso. Además, si hicieras eso, me sentiría mucho mejor al respecto. 

Sin embargo, ahora no es realmente el momento para contarles eso. Si de repente fueran a decir: “oigan, chicos, adivinen qué,” nadie sabría cómo reaccionar. 

Incluso cuando Haruhiro estaba pensando en eso, Yume se ofreció a tomar la máscara a Merry. 

“En ese caso, ¿tal vez Yume podría tomarla? Sería más fácil tener una máscara cuando volvamos a Well Village. Esta no es linda, pero tal vez cuando Yume se acostumbre, comenzará a pensar que es linda.” 

“Um… acerca de estas monedas negras…” Shihoru tomó una de las cuatro monedas negras que se encontraban en la palma de la mano de Haruhiro y se las mostró al resto del equipo. “Hay una pequeña diferencia en sus tamaños. Esta es grande, pero las otras tres son mucho más pequeñas. ¿Vieron que hay algo escritas en ellas? Parece que esas letras son ligeramente diferentes…” 

“Whoo.” Yume acerco la linterna más de cerca. “Tienes razón. Es mucho más grande, eh.” 

Haruhiro comparó la que Shihoru sostenía con las tres en su palma. “¿Crees que la valoración es diferente? ¿Cómo son la plata y el cobre? Pero el material aquí es el mismo. ¿Cómo eran las primeras dos que encontramos? Hmm, no me recuerdo…” 

“Vamos, al menos deberías recordarlas bien.” Ranta resopló. “¡Bueno, aunque no igual a como lo hago yo!” 

“Kejeje… Porque tu cabeza está vacía… Keje… Kejeje… Pronto serás abrazado por Skullhell…” Zodiac de repente bajó la voz. “No pasará mucho tiempo… Kejejejeje…” 

“Hey, Haruhiro.” Ranta hizo un gesto con su mentón. 

“…Sí.” Haruhiro dobló su rodilla, bajando su centro de gravedad. “Lo sé.” 

¿Todos los demonios de los Caballeros del terror eran así? Haruhiro, al ser un Ladrón, realmente no lo sabía, pero Zodiac era realmente caprichoso. Asique en realidad no podían confiar en esa cosa. Solo era útil porque, cuando se acercaba el peligro, los advertiría sutilmente, algunas veces. 

Haruhiro no tenía que dar órdenes, sus compañeros ya estaban en estado de alerta. Él vaciló por un momento. ¿Debería hacer que Yume apague la linterna? No, si ella la apagaba ahora, apenas podrían ver algo, al menos hasta que sus ojos se acostumbren a la oscuridad. Eso sería malo. 

Escuchó cuidadosamente. Pudo oírlo. Un ruido. Eran sonidos de salpicaduras que venían desde el oeste. SalpicarSalpicar. Cada vez se oían más fuerte. Algo estaba caminando a través del agua.  

Se estaba acercando. 

Haruhiro miró a Kuzaku, señalando hacia el oeste. Kuzaku asintió, luego bajó la visera de su casco, volteándose hacia el oeste. 

Sucedió inmediatamente después de eso. 

La cosa comenzó a correr. Yume volteo la linterna hacia su dirección. 

Ellos lo vieron. Una bestia negra. Enorme. Brillantes ojos amarillos, cuatro de ellos. 

¿Era un perro? ¿Un lobo? No, no era nada de eso. Era lo suficientemente grande como para ser un tigre o un león. Tal vez más grande. 

Llegó precipitándose hacia ellos. Kuzaku intentó detener su embestida con su escudo, pero no sirvió de nada. Él fue enviado a volar. 

“¡Gwah…!” 

“¡¿No es esa cosa muy peligrosa?!” Ranta balanceó su Lightning Sword Dolphin. La bestia no esquivó. Increíblemente, la desvió con su frente. 

Al menos por un instante, pareció que el ataque le había afectado, pero fue más o menos nulo. 

Ranta saltó hacia atrás. “¡Maldición, es muy duro! ¿Cuán cabezadura es esa cosa?” 

“Ohm, Rel, Ect, Del, Brem, Darsh.” Shihoru se envolvió en [Armor Shadow]Anularía todos los ataques, o en su defecto, los detendría al menos un poco. Era el tipo de decisión fría que esperaban de Shihoru. 

“¡¿Kuzaku?!” Merry gritó, pero se escuchó un “¡Estoy bien!” Inmediatamente seguido por el sonido de alguien levantándose del charco de agua. Parecía que Kuzaku estaba bien. 

La bestia movió su cabeza desanimadamente, mirando a cada uno de los miembros del equipo. Sus hombros estaban a uno o dos metros del suelo. Su torso tenía quizás tres metros de largo. Era ridículamente enorme, y un poco más que solo intimidante, pero no era diez veces su tamaño ni nada por el estilo. Dicho eso, si le llegaba a morder a uno de ellos, parecía que sus dientes podrían atravesar un brazo, una pierna o incluso un cuello como si no fuera nada. Kuzaku tuvo la suerte de estar bien después de ser embestido por esa cosa. 

Yume estaba agachada y respirando pesadamente. Ella tenía preparado su machete en la mano izquierda, aunque no había preparado su arco. Su arco y flechas no iban a surtir efectos contra un enemigo como este. Ya estaban en combate cuerpo a cuerpo de todos modos. Honestamente, estaban demasiado cerca de eso. Si se daban la vuelta para huir, la bestia inmediatamente se abalanzaría sobre ellos, sin duda. Ese sería su final. Los mataría en un instante. 

La bestia aún no había dejado escapar un grito de algún tipo. Cada vez que oía el sonido de su cola golpeando el agua ligeramente, el corazón de Haruhiro saltaba. Si dejara escapar un rugido o un aullido, probablemente moriría del shock. 

Da miedo… 

Además, ¿qué estaba haciendo allí todos modos? ¿Este era el territorio de esa bestia e intentaba expulsar a Haruhiro y los demás por invadirlo? Pero, en ese caso, habría intentado intimidarlos primero, ¿verdad? Entonces, ¿ellos eran su presa? ¿La bestia estaba tratando de cazarlos? ¿Para satisfacer su apetito? ¿Eso era todo…? 

Quería escapar. Pero el equilibrio aquí es malo, está oscuro, la criatura parece rápida, y sería muy difícil escapar sin sufrir bajas. Tenemos que luchar contra eso… ¿no? 

Si estaba buscando comérselos, probablemente solo tenían que lastimarlo un poco. Si lo hicieran pensar: estos tipos son fuertes, retrocederá. 

Esa es la sensación que tengo. Quiero pensar que es verdad. 

“¡Hagamos esto!” Haruhiro se puso tenso, declarando eso tan poderosamente como pudo. “¡No se junten! ¡Rodeen lo mientras intentan no ponerse en frente de el” 

Cuando Haruhiro y su equipo se movieron, también lo hizo la bestia. Tenía un cuerpo muy corpulento, pero increíblemente rápido.  

Ranta. La bestia se abalanzó sobre Ranta. 

“¡Whoa!” 

Parecía que Ranta no había bajado la guardia. ¿Había tratado de esquivarlo mientras engañaba a la bestia con su extraño juego de pies? Probablemente había sido su habilidad de Caballero del terror, [Missing]. 

En un terreno más sólido, podría haber tenido éxito. Desafortunadamente, no lo logró. Mientras Ranta escapaba de la dirección a la que se dirigía bestia, tropezó y cayó en un charco de agua. 

“¡¿Gwah?!” 

“Sigue intentándolo, Ranta… Keje… Fwejeje…” 

“¡Ranta-kun!” Kuzaku intentó golpear a la bestia con [Punishment]. El [Punishment] de los Paladines era similar al [Rage Blow] de un Guerrero, pero ellos refuerzan su defensa con su escudo mientras balancean su espada. Esa diferencia salvó a Kuzaku. La bestia esquivó increíblemente rápido, luego balanceó su pierna delantera. 

Un golpe de la bestia. Fue un gancho. Kuzaku lo bloqueó con su escudo de alguna manera, pero no fue capaz de soportar el impacto y fue derribado. 

“¡Jess, Yeen, Sark, Kart, Fram, Dart!” Shihoru lanzó el hechizo [Thunderstorm] a la bestiaVarias líneas delgadas de rayos alcanzaron a la bestia. La bestia dejó escapar un gemido, todo su cuerpo estaba temblando, pero no cayó. Sacudió su cabeza, girando su cuerpo hacia Shihoru. 

“¡Chuwang!” Yume dejó escapar un grito extraño mientras se lanzaba de cabeza hacia la bestia. 

Merry también estaba tratando de atacar con su corto bastón. 

La bestia rugió, desde esa posición, se volteo para golpear con éxito a Yume y Merry. Ambas aterrizaron en el agua. 

“¡Maldición, no me tomes a la ligera! ¡Oh, Oscuridad, oh ¡Señor del Vicio!” Ranta estaba sobre una rodilla mientras la punta de su espada apuntaba hacia la bestia. “¡[Blood Venom]! 

Nada bueno salía de Ranta cuando usaba magia oscura. Incluso cuando algo con un aura extraña y aterradora se deprendía del cuerpo de Ranta y envolvió a la bestia como se suponía que debía hacerlo, Haruhiro solo podía tener un mal presentimiento sobre lo que estaba sucediendo. Para empezar, la efectividad de la magia oscura ya se había reducido. ¿Por qué alguien se molestaría en utilizarla? 

Sin embargo, por un momento, la bestia tropezó. Se recuperó rápidamente, pero algo estaba claramente mal con eso. 

[Blood Venom]Era un hechizo que usaba el miasma de Skullhell para debilitar el cuerpo del objetivo, o eso era lo que Haruhiro recordaba que era. Ciertamente, la bestia parecía que de repente se sentía mal, o algo así. 

Gracias a eso, tenía una oportunidad. Luego podría elogiar a Ranta por eso. O más bien, si él podía escapar sin elogiar a Ranta, lo haría. Después de todo, Ranta era Ranta, tenía la garantía de que actuaría engreído sobre esto. 

Si él decía que no tenía miedo, sería una mentira. Pero Haruhiro estaba seguro de que tendría éxito. No importa que tan fuerte fuera su enemigo, seguia siendo una bestia de cuatro patas. 

Saltó por detrás, aferrándose a su espalda, apuñalo el cuello de su enemigo con su daga. Apuñaló con todas sus fuerzas. Apuñaló al demonio. 

Naturalmente, la bestia se retorció. Giró, agitando violentamente sus patas delanteras y traseras mientras intentaba tirarlo. Pero debido a su estructura corporal, ni sus patas delanteras ni traseras podrían alcanzar su espalda. O eso pensó Haruhiro, pero entonces una de sus garras traseras se hundió profundamente en el muslo derecho de Haruhiro y lo desgarró. 

“¡¿Gwah?!” 

Le dolía tanto que Haruhiro fácilmente se dejó caer. Peor aún, soltó su daga que aún estaba clavada en la bestia. Además de eso, cayó de cara en un charco de agua, dejándolo incapaz de siquiera poder ver algo. Además, no podía respirar adecuadamente. 

Esto es un poco malo, ¿no? Parece que, ¿tal vez moriré…? 

“¡Jess, Yeen, Sark, Fram, Dart!” 

Si Shihoru no hubiera lanzado su hechizo [Lightning]Haruhiro podría haber sido el primero en ser víctima de la bestia. 

“¡Nngahh!” Eso definitivamente había lastimado a la bestia. Eso era lo que transmitía el sonido de ese grito, y su enorme cuerpo cayó hacia un lado, levantando una gran cantidad de lodo. Haruhiro no lo vio por sí mismo, pero podía oírlo perfectamente. 

La daga. Sdirigió hacia la daga, eh. 

La daga de Haruhiro todavía estaba atrapada en el cuello de la bestia. A eso era lo que Shihoru habia apuntado con su [Lightning]. 

“Eje… Ahora… Ejejeje…” Zodiac los estimuló. 

“¡No hay necesidad de que nos lo digas!” Gritó Ranta. 

“¡Sí!” Gritó Kuzaku. 

Sintiendo que era su hora de atacar, Ranta y Kuzaku atacaron a la bestia. Cuando Haruhiro se limpió la cara y se levantó, pensó: podemos hacer esto. 

La bestia estaba escapando. Huía. 

Eso fue rápido. 

Bueno, el mundo era cruel para todos. Si se hubiera quedado por más tiempo, habría sido demasiado tarde. Tenía que poder tomar decisiones instantáneamente, o nunca podría sobrevivir. La bestia había desaparecido completamente en poco tiempo. 

“¿Alguien está herido?” Preguntó Haruhiro, levantando su mano. “Aparte de mí.” 

“En cuanto a mí,” dijo Kuzaku, “me duele un poco la espalda, pero eso es todo.” 

“Yume está muy bien.” 

“Yo también lo estoy,” dijo Shihoru. “Gracias a todos ustedes…” 

“¡Despues de todo, yo soy completamente invencible!” Ranta se jactó. 

“No te preocupes… Keje… Algún día… morirás instantáneamente… Kejeje…” 

“¡Ahora, escucha, Zodiac! Eso me molesta, ¿así que podrías no decir eso como si fuera una profecía? 

“Haru, déjame ver.” Merry se apresuró y se agachó junto a él, colocando la pierna izquierda de Haruhiro sobre su rodilla. “Esto es bastante malo. No seas tan imprudente.” 

“…Um, no, absolutamente no estaba planeando ser imprudente. Ni siquiera estaba esperando lastimarme. Se podría decir que solo fui demasiado optimista. En serio, lo siento por esto.” 

“¿Estabas tratando de compensar lo de antes?” Merry le preguntó en un susurro. 

Eso era… honestamente, Parte de esto podría haber sido por eso. Cuando fueron emboscados en la orilla del río, Haruhiro había sido el único herido, y tuvo que hacer que Merry lo curara. Eso había sido un error. Esta vez, quería hacer algo impresionante y mostrar su lado bueno. 

¿Podría decir definitivamente que no había intentado hacer eso? Probablemente él había tenido ese tipo de motivo oculto en alguna parte de su mente. 

Aun así, él era el líder. Él era un Ladrón ordinario, después de todo. No era del tipo que dirigía a su equipo demostrando de lo capaz que era, o del tipo que mostraba un gran liderazgo, pero… de vez en cuando, ¿ya sabes? Si él no les hacía pensar: “Hey, él es mejor en esto de lo que pensamos, de vez en cuando, tendría dificultades para poder seguir. 

Después de todo, si Ranta comenzaba a menospreciarlo, eso causaría todo tipo de problemas. Eso, y también lo enojaría. 

Sin embargo, eso no se limitaba a solo Ranta; era para todos ellos. Él prefería que ellos lo respetarán, a que lo despreciarán. 

Haruhiro miró hacia otro lado, respondiendo: “Tal vez un poco,” en voz baja. 

“Te respeto, Haru, y te estoy agradecida,” dijo Merry con una voz aún más baja que la de Haruhiro. “Todos lo hacen. Eso lo sabes bien.” 

“Lo sé… creo.” 

“Bueno, está bien, entonces. Déjame curarte.” 

“Bien…” Haruhiro cerró los ojos. 

No quiero ver a Merry de cerca en este estado, pensó. No quiero que ella sea tan amable conmigo. Me gusta, sí. Pero es doloroso, supongo que podrías decirlo así. No, realmente estoy agradecido por eso. 

Haruhiro había resultado herido, Merry lo estaba curando, y había perdido su daga favorita. La espada corta que habían encontrado mientras buscaban en el fondo del charco de agua no iba a ser útil como estaba. No era como si el solo no pudiera afilarla, pero no tenía una piedra de afilar. Si es posible, quería un herrero adecuado para hacer el trabajo. 

Decidió llamar al área con los charcos de agua donde había una gran cantidad de cadáveres descansando, Corpse Swamp. [3] 

Sentía que todavía podían obtener más monedas negras y objetos en el Corpse Swamp, pero había animales peligrosos como esa bestia de cuatro ojos que vivía por aquí. Tendrían que tener mucho cuidado a medida que realizaban su trabajo. Si bajaran la guardia, todos serian devorados. Tenían que pensar de esa manera. 

En cualquier caso, dado que habían conseguido de una gran moneda negra y tres pequeñas, decidieron regresar a Well Village. No era solo porque en Corpse Swamp hacia frio, también era porque estaban empapados, por lo que sentían frío hasta los huesos. Querían calentarse junto a una fogata o algo así. Tambien querían comer y beber. 

Haruhiro y su equipo escondieron sus rostros y cruzaron el puente. Una vez que estuvieron dentro de Well Village, se sintieron profundamente aliviados. Incluso cuando sintieron ese alivio, la atmósfera sombría del pueblo y la rareza de sus residentes cuyo idioma no hablaban amenazaba con abrumarlos. 

Había demasiados obstáculos. ¿Serían capaces de asegurar sus necesidades básicas a partir de ahora? ¿Podrían vivir aquí? ¿Podrían tener un nivel de vida razonable? No era como si quisieran vivir en este mundo. Querían irse a casa. A Grimgar. ¿Había un camino de regreso? Si no lo hubiera… 

¿Qué pasa si nunca podemos irnos a casa? ¿Entonces qué? ¿Qué debemos hacer? 

“Hey…” Ranta señaló al herrero. “Mira. Hay… alguien ahí, ¿cierto?” 

El herrero con su masiva parte superior del cuerpo y sus ojos inyectados en sangre estaba golpeando con su martillo. 

Había alguien frente a eso. 

“Alguien, sí, pero…” Kuzaku negó con la cabeza. “…Bueno, sí, hay alguien.” 

¿Era un cliente, tal vez? Podría ser uno de los residentes de Well Village, pero Haruhiro no lo reconoció. Si lo hubiera visto una vez, lo recordaría. 

Era alto. Fácilmente era el doble de la altura de Haruhiro. Parecía, bueno, como un espantapájaros. Se parecía a un espantapájaros. Si no se hubiera movido con esos pasos tambaleantes, de vez en cuando agachándose, inspeccionando las mercancías del herrero, en otras palabras, si se hubiera quedado completamente quieto, podría haber pensado: “¿Qué hace un espantapájaros ahí?” 

Naturalmente, los espantapájaros no se movían, por lo que no era un espantapájaros. Además, tenía esos brazos largos y delgados. Había manos en el extremo de sus brazos, con lo que parecían diez o más dedos de alambre. Llevaba algo así como un impermeable sobre su cabeza. Además, había algo que parecía una máscara en su rostro. 

“¿Crees que es un cliente?” Preguntó Yume en voz baja. 

“Un cliente…” Repitió Shihoru, estremeciéndose. “¿Está arrastrando algo detrás de él?” 

“¿Un cadáver…?” Merry se cubrió la boca con las manos. 

Haruhiro dejó escapar un profundo suspiro. Vamos a calmarnos. [4] Todo está bien. Cálmate, hombre. Mantén la cabeza despejada. Está bien. 

Well Village era una zona segura, o se suponía que lo era, ¿verdad? Él pensaba eso. Incluso si aquí se encontraran con una criatura de aspecto peligroso, si solo actuaran como, Oh, hola, o simplemente lo ignoraban, no pasaría nada… ¿probablemente? ¿O era solo Haruhiro que suponía que eso era verdad? ¿Podría estar completamente equivocado? Para empezar, ¿tenía algo como base para pensar eso? Se sentía como si no hubiera ninguna… 

Un cadáver. Como Merry dijo, probablemente era un cadáver. El espantapájaros-san (un nombre temporal) arrastraba lo que solo podía identificar como el cadáver de una criatura humanoide detrás de él. Además, al mirar más de cerca, ¿no era acaso el cadáver de una bestia lo que colgaba de su hombro derecho? 

Espantapájaros-san tomó bruscamente una enorme espada y se dirigio hacia el herrero, diciendo: “¿U naa?” 

No, ¿realmente había dicho “U naa”? Era una voz ronca, difícil de escuchar correctamente, por lo que no estaba seguro, pero eso era lo que Haruhiro había escuchado. 

El herrero dejó de golpear, levantó tres dedos en su mano izquierda y luego levanto ocho. “Son zaa.” 

Sí. El herrero no tenía cinco dedos en cada mano, tenía ocho. 

“Ouun daa,” dijo Espantapájaros-san, sacudiendo la cabeza. 

“Bowna dee,” respondió el herrero. 

“Giha,” Scarecrow-san devolvió la enorme espada de donde la había sacado. 

“Zeh naa.” 

El herrero parecía insatisfecho, agitando su mano izquierda, luego volvió a balancear su martillo. Espantapájaros-san había tratado de comprar esa espada, pero no habían podido llegar a un acuerdo sobre el precio o algo así. Espantapajaros-san abandonó la herrería y se dirigió a la tienda de comida. 

“¿U naa?” Dijo Yume, inclinando su cabeza a un lado inquisitivamente. Mientras llevaba la máscara de mono. “¿Eso significa ‘cuánto’ o algo así?” 

“¡Hey, no digas lo que iba a decir, no cuando tienes unas tetas tan pequeñas!” Gritó Ranta. 

“¡No las llames pequeña, estúpido Ranta!” 

“Si eso significa cuanto…” Shihoru asintió levemente, “…podría facilitar las compras…” 

“U naa.” Mary lo repitió varias veces. “Vale la pena intentarlo, creo.” 

“Eso suena bien,” dijo Kuzaku. 

Haruhiro aceptó en silencio. Estuvo bien. El “U naa” de Merry. Fue lindo. Si. Pero, quiero decir, ¿y qué? O más bien, quiero dejar de ser tan extrañamente consciente de todo lo que hace Merry. No puedo dejar que esto continúe. No es bueno para  estar pensando así. 

Parecía que Espantapájaros-san había comprado un plato de estofado de insectos. Llevó su boca al tazón, tragándolo. Lo comió todo de un solo bocado, masticando los insectos con gusto. 

“¿Comenzó cuando lo habíamos perdido?” Dijo Haruhiro en voz alta. “¿Entonces fue cuando tuve miedo de probar todo tipo de cosas?” 

 

 


Notas de Traducción:

[1] Well Village: el pueblo del pozo 

[2] Lukewarm River: Rio tibio 

[3] Corpse Swamp: Pantano de Cadáveres 

[4]  imagen de referencia

Anuncios

2 comentarios en “Grimgar Vol 7, Capítulo 4: “U Naa”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s