Grimgar Vol 7 Cap 8: Su Compañero con más experiencia en la vida. 

“Mi nombre es Unjo,” dijo el hombre en el mismo idioma que utilizaban Haruhiro y los demás. 

Para su sorpresa, este hombre, el Sr. Unjo, había explicado que “la noche ha llegado miles de veces” desde que se había extraviado en este mundo. 

¿Tenían los días aquí la misma duración que en el otro mundo, o eran diferentes? Eso era incierto, pero si partían de la hipótesis de que eran iguales, incluso dos mil días serían cinco años y medio, y si eran tres mil, entonces el Sr. Unjo había estado en este mundo durante más de ocho años. Había sobrevivido todo ese tiempo. 

“Es difícil de creer” dijo Unjo con voz ronca que parecía tener un tono irónico y burlón. “Que estoy viendo… humanos. Ha pasado tanto tiempo. Ha pasado tanto, tanto tiempo desde la última vez que estos ojos vieron a un humano vivo. Nunca pensé que esto ocurriría. Sin embargo, está sucediendo”. 

Haruhiro entendió las palabras que dijo Unjo. Sin embargo, su acento era raro, y su forma de ordenar las palabras podía ser extraña. Quizás no había hablado el lenguaje humano en mucho tiempo. 

Una vez que descubrió que el Sr. Unjo era un ser humano, al igual que ellos, Ranta le hizo interminables preguntas. “¡Senior, Senior, Senior, por favor, enséñenos!” ¡¿También eras de Alterna, Senior?! ¡¿Eras un soldado voluntario?! ¿Cómo llegaste a este mundo? Honestamente, ¡¿qué pasa con este mundo?!” 

“Alterna…” El señor Unjo se susurró a sí mismo, y luego se quedó en silencio durante un largo rato. 

Mientras Ranta decía: “Sí, sí, Alnerta, ¡así es, Analta! ¡No, Atarna! ¡No, Alterna! ¡Quiero volver a Alterna! Para mí, Alterna es el hogar donde está mi corazón, pero ¿qué hay de ti, Senior? Si pudieras volver de nuevo, ¿lo harías? ¡¿Hay un camino de regreso?! Si lo hubiera, ya lo habrías usado, ¿no? No, pero, ya sabes, si tienes una pista o algo, ¡¿podrías decírnoslo, bien?! ¡¿Qué te parece?!” 

Ranta seguía divagando. 

En serio, deja eso, idiota, pensó Haruhiro, e intentó detenerlo, pero, como siempre, Ranta le respondió como siempre. 

“¡¿Ehh?! ¡No estoy hablando contigo, hombre! ¡Le estoy preguntando a nuestro senior! ¡Cierra la boca y duérmete, idiota! Tienes ojos soñolientos, así que vete a dormir para siempre, idiota. Además, también me gustaría que te quedaras calvo y explotaras”. 

“Um.” Haruhiro ignoró al pedazo de mierda e inclinó su cabeza disculpándose ante el Sr. Unjo. “Lo siento. Nuestro inútil pedazo de mierda debe estar molestándolo.” 

“¡Eres basura! ¡Haruhiroooo! ¡Espero que te vayas directo al infierno!” Gritó Ranta. 

“Es muy hablador.” De repente, el señor Unjo extendió la mano y agarró a Ranta por la cabeza. 

“¡¿Nwah?!” Ranta se congeló. 

El inútil Ranta llevaba puesto su yelmo para ocultar su cara, pero el Sr. Unjo le había agarrado la cabeza, el yelmo y todo lo demás. No era tan alto como Kuzaku, pero sus manos eran mucho más grandes. 

“Alterna…” El señor Unjo susurró la palabra una vez más, empujando con tanta fuerza que parecía que estaba intentando aplastar a Ranta. “Había olvidado a Alterna. Sí. Porque nunca podré volver”. 

“Ow, ow, owww… P-P-Por favor, perdóname, Senior…” 

“¡De-!” Yume dio un paso adelante, tragando. “¡Déjenlo ir! Ranta no quería ofenderte. Quizá sí, pero, aun así, él es el compañero de Yume y de todos los demás…” 

“Compañero…” El Sr. Unjo aclaró su garganta dolorosamente, y luego soltó a Ranta. “Compañeros, eh. Esos, no los tengo. Ni uno solo.” 

“Whaaaaa!” Ranta se giró y puso algo de distancia entre él y el Sr. Unjo. “Y-Y-Y-Y-Yo estoy salvado…” ¡¿Verdad?! No estoy muerto, ¿verdad?” 

“Desafortunadamente, sí”, dijo Merry sin emoción. 

“¿Has viajado hasta aquí…” preguntó Shihoru con voz temblorosa, agarrando fuertemente su báculo, “s-solo…?” 

El Sr. Unjo no contestó, subiendo su chalina para cubrir la mitad inferior de su cara. “No puedo regresar. Ni tú tampoco. Esto es una tumba. La mía. Y la tuya.” 

“¿En serio?” Kuzaku exhaló un poco, 

Haruhiro tenía ganas de agachar la cabeza, pero se obligó a seguir mirando hacia arriba. Si bajaba la vista ahora, nunca se recuperaría. Se sintió abrumado por ese sentimiento. Tenía que decir algo. No tanto al Sr. Unjo, sino al grupo en su conjunto. 

“Pero, Unjo-san, sigues vivo, ¿verdad?” 

El Sr. Unjo se giró hacia Haruhiro, levantando un poco su retorcido sombrero. Miró los ojos del Sr. Unjo. 

Es humano, pensó Haruhiro una vez más. Era un humano de confianza. Probablemente era mucho mayor que él, literalmente su superior, pero era humano, igual que ellos. Había vivido solo en este mundo, y sobrevivió solo. ¿Qué tan difícil debe haber sido? 

Debe haber sido muy difícil. Debe haber sido muy solitario. Pero, aun así, el Sr. Unjo estaba vivo. 

Puede que el Sr. Unjo no se sienta así, pero era una clara prueba de una cosa. 

Este lugar no era una tumba. 

Podría llegar a serlo algún día, pero todos tendríamos que morir algún día. En el momento en que una persona muere, ese lugar se convierte en su tumba. Pero ese momento aún no había llegado. Dependía de Haruhiro y de los demás, pero si hacían las cosas bien, ellos podrían sobrevivir en este lugar. 

“Es un honor conocerte”, dijo Haruhiro. “Si no te importa, me gustaría volver a verte, y aprender todo tipo de cosas de ti.” 

“Enseñar. De mi parte.” Los hombros del Sr. Unjo se movieron hacia arriba y hacia abajo sólo una vez. “A todos ustedes”. 

“Después de todo, no sabemos nada, le dijo Haruhiro. 

“Río abajo”. El Sr. Unjo señaló en la dirección en que fluía el Lukewarm River. ” Ellos están allí. Los muertos. Es un pueblo. Una ruina. No están muertos. Sin embargo, son muertos”. 

“… ¿Qué hay ahí?” Preguntó Haruhiro. 

untitled

 “La ciudad de los muertos. Ruinas. Son soldados voluntarios”. El Sr. Unjo les dio la espalda a Haruhiro y a los demás. ” Se ajusta bien. Para ustedes…” 

Haruhiro quería perseguir al Sr. Unjo que se iba y preguntarle dos o tres cosas más. Sin embargo, no pudo. La espalda del Sr. Unjo estaba claramente rechazando a Haruhiro y a los demás. 

Déjame en paz. Eso era lo que parecía estar diciendo, y Haruhiro sintió que eso era lo que debían hacer. 

Este encuentro probablemente había tenido tanto impacto en el Sr. Unjo como en ellos. No, considerando cuánto tiempo había vivido solo, debe haber estado aún más conmocionado. Si es así, podría haber estado increíblemente confundido. 

El Sr. Unjo entró en el edificio hecho de piedras apiladas. Había luz saliendo por la ventana, como siempre, por lo que los residentes tenían que estar adentro. El Sr. Unjo podría estar familiarizado con ellos. 

“¡La ciudad de los muertos!” Ranta repentinamente estaba animado, soltando una risa maliciosa y vulgar. “¡Nadie esperaba esto! ¡No! ¡Es justo como lo anticipé! ¡Nuestro sendero ha sido revelado! ¡Yahoooo! ¡Soy tan increíble!” 

“¡¿Qué sentido tiene eso?!” Yume le dio un codazo a Ranta. “¡No tiene nada que ver contigo, Ranta! Todo fue por Kampyo-san!” 

“Quieres decir Unjo-san, la corrigió Haruhiro, suspirando. “La ciudad de los muertos, eh…” 

“… suena aterrador.” Shihoru agachó la cabeza, abrazándose, incluyendo su báculo. 

“Los muertos, eh…” Kuzaku estaba mirando el edificio de piedra.  

“Dijo que no están muertos”. Merry inclinó la cabeza hacia un lado, confundida. “¿Qué quiso decir? Ya que los llama muertos, supongo que son cadáveres que aún se mueven por alguna razón, o algún tipo de fantasma”. 

Cuando Ranta estuvo a favor de la propuesta, Haruhiro quiso negarse rotundamente, pero…. el señor Unjo los había llamado soldados voluntarios. El pasado del Sr. Unjo seguía siendo un misterio, pero quizás en algún momento había sido un soldado voluntario. El Sr. Unjo podría haber estado cuidando a Haruhiro y a los demás como si fuesen sus juniors. Él dijo que era un buen lugar para ellos. 

Era un lugar que encajaba bien para los soldados voluntarios. 

La ciudad de los muertos. 

Eso hizo pensar a Haruhiro, no lo sé. Pero, por alguna razón, su corazón estaba palpitando. No porque pensara que sería divertido. No era Ranta. Sólo estaba un poco excitado. No podía negar eso. 

Aunque hayamos llegado a este mundo sin sentido, sin manera de volver a casa, y sin saber qué será de nosotros al día siguiente, ¿seguimos siendo soldados voluntarios? pensó Haruhiro. ¿Ya se ha convertido en una segunda naturaleza para nosotros? No, no me gusta. Dame un respiro. Aun así, aunque Haruhiro pensó eso, tomó la decisión inmediatamente. 

“Vamos a echar un vistazo.” 

¡Haruhiro no estaba solo! Por supuesto, Ranta también quería ir, de la misma manera que Yume, Shihoru, Merry, y Kuzaku. Al final, parecía que el estilo de vida de los soldados voluntarios se había filtrado en sus huesos. 

Algunos de ellos eran proactivos, otros pasivos. Cada uno de ellos tenía sus propias actitudes y tendencias, pero todos habían llegado aproximadamente a la misma conclusión. De hecho, ninguno de ellos planteó una objeción. 

Cavar entre el barro nunca había sido el mejor trabajo para ellos como soldados voluntarios. La ciudad de los muertos. ¿Por qué no vas a echar un vistazo? 

Haruhiro y los demás desayunaron, y luego se fueron de Well Village. El sitio estaba río abajo a orillas del Lukewarm River, pero decidieron caminar por el río sin bajar al mismo. Había una bestia salvaje viviendo allí abajo que probablemente se les acercaría sin hacer ruido y los atacaría. No sabían qué más podía haber allí, o de dónde podría salir. 

Al principio, la luz que ardía en la lejana cresta había sido demasiado débil, ofreciendo poca tranquilidad. Cuando el fuego que no era el sol salió, dejó de ser completamente oscuro, pero no llegó a ser tan brillante como para que pareciera de día. La oscuridad solo disminuyó un poco, pero en algún momento, se habían acostumbrado a eso. Su sentido de la profundidad de la oscuridad parecía ser cada vez más agudo. No era brillante, pero tampoco se sentía oscuro para ellos. La oscuridad del mediodía le resultaba un poco más fácil a Haruhiro que antes. 

Sentía que su audición también había mejorado. Tenía un claro sentido de los cambios en el aire y los olores. Incluso sin mirar, podía determinar las posiciones de sus compañeros, sus pasos, y tener una vaga idea de lo cansados que estaban. 

Eventualmente, una niebla se deslizó desde el Lukewarm River, cubriendo toda el área. 

“Kehe… Kehehe… Kehehehehehe… Kehe…” Zodiac-kun, que no había dicho nada desde que Ranta había convocado al demonio en Well Village, de repente se echó a reír. 

“¿Q-Qué fue eso, salió de la nada? ¿Zodiac-kun?” Ranta estaba claramente asustado. 

“Ehe… Nada… Ehehehe… Realmente… Nada… Ehehehe…” 

“¡Ahora sí que me tienes preocupado!” 

“Kehe… No te preocupes… Ranta…” No es nada… Kehehehe… No tienes nada de qué preocuparte…” 

“No, es por eso, ¿ves? Me preocupa porque dices las cosas de una manera que me preocupa. Da un poco de miedo, ¿podrías parar? ¿De acuerdo? Oye, ¿Zodiac-kun? ¿Eh? ¿Por qué estás tan callado? Respóndeme. ¿Y bien? ¿Zodiac-kun…?” 

“Tú también cállate un momento, Ranta.” Haruhiro estaba intentando sentir cualquier presencia en la oscuridad llena de niebla que tenían ante ellos. “Zodiac-kun está tratando de decirnos algo. Entiende la indirecta”. 

“Sí, y yo estaba tratando de sacarle esa información, ¿no?” Preguntó Ranta. 

“Kehehe… Como si fuera a decírtelo… Kehehehe…” 

“¡Escucha, Zodiac-kun!” Gritó Ranta. “¡¿Has olvidado quien es el que manda aquí?! Yo, el caballero del terror, soy el amo, y tú eres mi sirviente demoníaco, ¿bien?” 

“Nuh-uh…” dijo Shihoru. 

“Eso es al revés”, agregó Merry. 

Yume dijo con seriedad: “Tal vez si fueses una quinta centésima de adorable como Zodiac-kun.” 

“Un adorable Ranta-kun, eh…” pensó Kuzaku, y luego suspiró un poco. 

“¡Heyyyyyyyyyyyy!” Gruñó Ranta. “¡No digan lo que quieran de mí, chicos! ¡Si no se callan, les daré una paliza! ¡Lo digo en serio! Les demostraré lo aterrador que soy cuando me pongo serio, y entonces…” 

Cuando Haruhiro se detuvo y levantó una mano, Ranta inmediatamente cerró la boca. 

Todos se detuvieron y aguantaron la respiración. 

¿Ahora qué hacemos? Haruhiro no estaba seguro de eso. Debido a la niebla, no sabía lo que era, pero había algo más adelante. Sentía que podría ser un edificio. 

¿Deberían ir todos a comprobarlo juntos? ¿O Haruhiro debería ir solo? Como ladrón, era mucho más fácil actuar solo. Era más fácil, sí, pero al mismo tiempo daba miedo. 

“…Ahora vuelvo,” dijo Haruhiro, su miedo haciéndole hablar en un tono más educado de lo habitual. 

“Ten cuidado”, le dijo Merry. “No hagas nada imprudente.” 

Gracias, pensó. De alguna manera, eso me da la fuerza para intentarlo. Además, lo siento, Kuzaku. 

Bueno, no es nada por lo que disculparse, estoy seguro. Merry está preocupada por mí como compañero. Eso es un hecho. Incluso si eso es lo que hay que hacer, me da ánimo. ¿Qué hay de malo en eso? ¿Verdad…? 

Haruhiro se alejó de sus compañeros, usando [Sneaking] para avanzar hacia el supuesto edificio. 

¿Hay algo más aparte de mí moviéndose? No, creo que no. Al menos no ahora mismo. 

La dirección de la niebla, el aire y el viento habían cambiado. Había un obstáculo que bloqueaba el viento y hacía que cambiara de dirección. 

Haruhiro se acercó. Y eso entro en su campo de visión. El edificio. 

Era un edificio hecho de adoquines. Pero estaba colapsando. Podría haber tenido la forma de una caja en algún momento, pero ahora sólo quedaban unos dos tercios de ella. 

No vio un techo. ¿Se había derrumbado? Era un edificio en ruinas. 

Este no era el único edificio en ruinas. Había otro. No, incluso más que eso. Aquí, allá y en todas partes. Había muchos de ellos. 

El Sr. Unjo había mencionado ruinas. Así que este era el lugar. La ciudad de los muertos. Este era su destino. Lo que significaba… 

… Estaban aquí, tenía que asumirlo. En el lugar con los seres que les eran desconocidos, los muertos que no estaban muertos. 

Haruhiro apretó la palma de su mano contra la pared exterior del primer edificio destruido. Intentó empujar. No se movió. Después de probarlo, se apoyó contra la pared. Respiró hondo. 

Primero, intentaré dar una vuelta por este edificio en ruinas. Si parece que puedo entrar… ¿lo intento? ¿Está eso bien? De cualquier manera, le daré una vuelta. 

Miró a su alrededor, escuchó atentamente, y cuando dio media vuelta alrededor del edificio, buscando a los muertos, dio con una abertura. 

¿Una entrada? ¿Había una puerta aquí? No, ya no. 

Asomó la cabeza a mitad de camino. Estaba demasiado oscuro para verlo, pero había algún tipo de restos esparcidos por ahí. No había lugar donde pisar. Parecía peligroso entrar. 

En cuanto a los muertos, no están aquí, creo. No lo están, ¿verdad? 

Siguiente. Al siguiente edificio destruido. Haruhiro decidió buscar en el siguiente edificio más cercano. Era un poco más grande que el anterior. También le faltaba la mitad del techo. No había ninguna puerta en la abertura que pareciera una puerta. 

Tenía un mal presentimiento. No, no es sólo un presentimiento. Había sonidos. Podía oírlos. 

¿Qué eran esos sonidos? 

SquelchSmackChompSmackHahhNnnghSlurp. Crunch. Crunch. GulpSmackHuff. 

Tenía algunas ideas de lo que podrían ser esos sonidos. No le gustaría que se demostrara que tenía razón, pero aun así tenía que comprobarlo. 

Pues bien, hola, Sr. Muerto, silenciosamente saludó a una cosa en su mente, intentando sonar lo más alegre posible mientras miraba alrededor del edificio a través de la abertura.  

Ahí estaba. Había encontrado uno. No muy lejos. Era una criatura humanoide con cola, agachada y con algo de comer. 

¿Era uno de los muertos? Se veía sorprendentemente normal. Ahora, ¿qué estaba haciendo exactamente el Sr. Muerto con Cola? 

Haruhiro estaba interesado. Pero tal vez era mejor retirarse por ahora. Haruhiro intentó sacar provecho de su precaución natural, pero por alguna razón el Señor Muerto con Cola se volteó hacia él, gruñendo… 

¿Lo había visto? 

En un momento así, gritar y correr sería un mal plan. Primero, debería ver cómo reaccionó. Haruhiro se aseguró de que estaba preparado mental y físicamente para que pudiese reaccionar rápidamente si lo atacaba. Oye, no era un hecho que fuera su enemigo, ¿sabes? Incluso podría ser amigable, ¿no? Sí, no es probable, ¿eh? 

El muerto con cola cogió un objeto parecido a un arma y se levantó. ¿Como un arma? No, era un arma. Con una hoja gruesa y curvada en la mano, el muerto con cola empezó a caminar. 

Estaba viniendo. En esta dirección. Con pasos lentos. El muerto con cola llevaba algo así como una cota de malla, con un protector de hombros sólo en su hombro derecho, junto con guanteletes y rodilleras Llevaba casco, pero su cara no estaba oculta. 

Los ojos… ¿qué eran esos ojos? Blancos. No parecían brillar, pero sus dos ojos eran muy blancos. Su gran boca estaba mojada con un líquido viscoso y pegajoso. 

Haruhiro vio eso que yacía donde el muerto con cola había estado agachado antes. No se sorprendió. No lo estremeció tanto. Él tenía razón. Eso fue todo. 

Esa cosa parecía ser otra criatura. Probablemente era humanoide en forma, pero tenía ocho o nueve de cada diez probabilidades de que ya no estuviera vivo. Haruhiro no miró por mucho tiempo, y no habría sido capaz de ver bien en la oscuridad, pero no quería verlo, así que quizás eso estaba bien para él. 

Oh, diablos, Sr. Muerto con Cola, ¿estabas comiendo? ¿Te he molestado? pensó Haruhiro. Si le hubiera dejado salir con una disculpa, no hubiera estado reacio a hacerlo, pero el muerto con cola ya estaba adquiriendo velocidad. No era momento para disculpas. 

Haruhiro rápidamente retiró su cabeza, intentando esconderse a la sombra del edificio vecino. Incluso si estaba huyendo, tenía que hacerlo silenciosamente, muy silenciosamente. 

“¡Shaah!” El muerto con cola gritó. 

“¡¿A dónde se fue?!” ¿Significaba eso? 

Haruhiro podía escuchar las pisadas de aquel muerto. Se movió a su ritmo con cada paso. 

¿Tal vez debería llevármelo conmigo? ¿Atraerlo hacia los demás? ¿Vale la pena intentarlo? 

Esta era la ciudad de los muertos. Si esa cosa era una de los muertos, no era necesariamente el único. Podría haber otros. Pero eso fue lo único que sintió. Por ahora, no sintió a nadie más. 

Haruhiro ya había sido encontrado, y, como soldado voluntario, Haruhiro y su grupo no habían venido aquí para hacer turismo y pasar un buen rato. Tenían un objetivo aquí, sí: cazar. Habían venido a cazar a los muertos, como deberían hacer todos los soldados voluntarios. 

El muerto con cola. 

Podría ser una buena forma de probar sus habilidades. 

Haruhiro se detuvo. El muerto con cola se estaba acercando. Apareció a la vuelta de la esquina. 

Cuando esos ojos blancos vieron a Haruhiro, Abrió bien la boca. “¡Kaah!” 

Se estaba precipitando hacia él. 

Bien, pensó Haruhiro. Ven. 

Corrió. En cuanto a encontrar el sitio donde todos estaban esperando, estaba bien. Recordó la dirección y la distancia. No lo estropearía. Volteó en esa dirección, y corrió. El enemigo era bastante rápido, pero si Haruhiro corría a su máxima velocidad, no lo atraparía. 

“¡¿Haru-kun?! Escuchó la voz de Yume. 

“¡Hay un enemigo!” Gritó Haruhiro. ” ¡Lo estoy trayendo conmigo!” Luego añadió: “¡Sólo uno!” 

“¡Déjanoslo a nosotros!” Respondió Kuzaku. 

Ahí. Lo veía. Kuzaku estaba viniendo con su escudo preparado. 

“¡Cuento contigo!” Haruhiro corrió hacia Kuzaku. 

Inmediatamente después de adelantarse, Kuzaku usó [Block] contra la espada curvada del muerto con cola, y luego golpeó con un Empujón. El muerto con cola siguió adelante, con indiferencia. Kuzaku tampoco retrocedió. Y colisionaron. 

“¡[Leap Out]!” Ranta saltó rápidamente al lado de donde estaba el muerto con cola y giró su larga espada en un movimiento en forma de ocho. “¡Seguido por [Slice]!” 

El efecto de la Lightning Sword Dolphin’s se había agotado y se lo habían vendido al herrero, así que Ranta estaba usando su antiguo estándar, Betrayer Mk II. El muerto con cola esquivó como si se estuviera tirando al suelo, pero la espada de Ranta aun así lo golpeó en alguna parte. 

El no pudo cortarlo. Llevaba una cota de malla. 

Cuando el muerto con cola cayó y se levantó, Kuzaku se acercó. “¡Allí!” Le clavó su espada larga. Kuzaku había encontrado esta espada larga en Corpse Swamp y el herrero la había reparado. 

El muerto con cola recibió un fuerte golpe en el casco y gimió: “¡Nguoh!” pero no vaciló. Sin perder el ritmo, levantó hacia arriba su espada curvada y se lanzó al contraataque. 

Ahora, Kuzaku fue el que fue forzado a retroceder. “Aww, ¡maldita sea! ¡Soy tan débil!” 

“No te asustes!” Gritó Haruhiro a Kuzaku, mirando a la espalda del muerto con cola. 

Yume y Merry estaban a la espera, defendiendo a Shihoru. Era sólo un enemigo, así que la formación tenía sentido. Después de todo, podría haber refuerzos. 

Si eso ocurría, Haruhiro quería que Yume y Shihoru respondiesen inmediatamente. Después de todo, Merry tenía como prioridad proteger a Shihoru. Todos sabían lo que debían hacer. 

“Ehe…” Zodiac-kun estaba flotando. “Ranta… No eres tan bueno como alardeas ser… Ehehe…” Acábalo ya… Ehehehehe…” 

“¡No necesito que me digas eso!” Ranta lanzó una violenta embestida sobre el muerto con cola. Era [Hatred], seguido de una combinación de dos strikes. Luego cortes diagonales desde arriba a la izquierda y de arriba a la derecha. 

En el momento en que Betrayer Mk II cruzó con la espada curvada del muerto con cola, usó [Reject]. El caballero del terror era muy valioso cuando no se enfrentaba directamente a sus enemigos. Un guerrero bloqueaba las espadas del enemigo, mientras que un caballero del terror no lo hacía. 

Esta vez, Ranta hábilmente lo empujó hacia atrás. Entonces, al mismo tiempo, cayó de espaldas. Aunque estaba retrocediendo, lo hizo a una velocidad increíble. 

“¡[Exhaust]!” 

El muerto con cola se tambaleó un poco, pero se las arregló para mantenerse firme. Ranta se levantó del suelo. 

Esta vez, estaba avanzando. De nuevo, a una velocidad increíble. 

“¡Toma esto! ¡[Leap Out]!” 

Ranta cargó directamente contra el muerto con cola. Con esa coordinación, no esperaba que pudiera esquivarlo. 

Betrayer Mk II chocó contra el plexo solar [1] del muerto con cola. Lo atravesó, o tal vez no. Ranta estaba en posición de aplastar al muerto con cola. Pero en vez de eso, inmediatamente dio un salto hacia atrás. 

“¡Maldita sea!” 

“¡Hashaah!” El muerto con cola se puso en pie de un salto, girando su espada curva. Parecía más enérgico que antes. 

Kuzaku desvió la espada curvada con un fuerte ruido, y luego atacó al muerto con cola con un grito. El muerto con cola fue derribado, pero aun así se levantó. 

“¡Shih! ¡Hyahhhh!” 

“Cielos, ¿qué es esa cosa?” Gritó Yume. 

Honestamente, ¿qué era? 

“¡¿Cómo se supone que esta cosa está muerta?!” Ranta chasqueó su lengua. “¡A mí me parece muy vivaz!” 

Sus ataques no estaban funcionando, ¿tal vez? El muerto con cola tenía una mancha negra en el estómago. La Betrayer Mk II de Ranta había perforado su cota de malla, hiriendo al muerto con cola. Había recibido un golpe en la cabeza por parte de la espada larga de Kuzaku, y él también la había atacado. Pero aun así estaba bien. 

¿No le dolía? ¿No sentía dolor? ¿Porque estaba en un estado de excitación? ¿O sólo era torpe? En cualquier caso, probablemente era mejor asumir que esa cosa no tenía sentido del dolor. 

Primero, debían romper su postura. Luego tuvieron que golpearlo hasta que dejó de moverse. 

Hacía mucho tiempo que Haruhiro y los demás habían hecho excursiones regulares a la Ciudad Vieja de Damuro, cazando goblins que parecían más débiles que ellos. Esa estrategia de atacar a un enemigo y pulverizarlo les había hecho ganarse su apodo, los Goblin Slayers. Tuvieron que hacer eso aquí. 

Convenientemente, Haruhiro estaba detrás de eso. Estaba tan distraído por Kuzaku y Ranta, que probablemente se había olvidado de la existencia de Haruhiro. 

No fue una coincidencia. Haruhiro se había estado moviendo a hurtadillas para asegurarse de que se olvidase de él. 

¿[Backstab]? ¿[Spider]? No. Haruhiro eligió otro movimiento. Entró corriendo, manteniendo sus pasos lo más silenciosos posible. Aún no se había dado cuenta. No volteó. 

Entonces, como si estuviera pensando, Bien, Haruhiro entró con fuerza. Hizo una patada de salto. Le dio una patada al muerto con cola en la espalda con ambos pies. 

“¡Fungoh!” El muerto con cola se inclinó hacia delante. 

“¡Ahora!” Gritó Haruhiro, pero Ranta ya se había puesto en marcha para ese entonces. Kuzaku no estaba lejos de él. Haruhiro también se unió. 

No dejes que se levante. Tírale el arma de las manos. Detengan toda resistencia. No piensen en cortar, apuñalar o algo así. Ignoren el hecho de que estamos usando espadas y golpéenlo. 

De los tres, Ranta era el más acostumbrado a esto. Usó la punta de su espada para quitarle el casco. 

Aplástale la cabeza. Haz un jodido desastre con él. No te muevas. Deja de luchar. ¿Vuelves a hacer eso? ¿Volverás a hacer eso? Bueno, entonces no hay nada que hacer. Tendremos que seguir hasta el final. 

Kuzaku presionó su escudo contra él. “¡Ahhhhhh!” 

“¡Rarrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrgh!” Ranta lo apuñaló con su Betrayer Mk II en el cuello. Luego, después de retorcerlo y cortarlo con fuerza bruta, finalmente dejó de moverse. 

Inhalando bruscamente, Haruhiro retrocedió, mirando a su alrededor. Vio a Yume, Shihoru y Merry. Merry hizo el signo del hexagrama, cerró los ojos por un momento, y luego asintió. Eso aparentemente significaba que todo estaba bien. 

“¡Siiiiiii!” Ranta levanto a Betrayer Mk II, soltando un grito de victoria. Luego, en un instante, saltó sobre el cadáver del muerto con cola. “¡Tesoro, tesoro! ¡Mío, mío, mío, miiiiío! ¡Si no tienes nada, te lo haré pagar, muerto inútil! ¡Te mataré en serio!” 

“…Vamos, hombre.” Haruhiro quería decir algo, pero se dio cuenta de que no tenía derecho a hacerlo. 

Aun así, la técnica que Ranta usó para quitar la cota de malla de la criatura fue más que impresionante. Haruhiro incluso podría haberlo llamado brillante, pero no quería halagarlo. 

“¿Hm?” Ranta recogió algo entre sus dedos. “Hey, hey, hey, hey, hey, ¿heyyyyyy?!” 

Kuzaku levantó su visor, suspirando. “¿Qué? ¿Encontraste algo bueno?” 

“Ta-dah!” Ranta lo mostró con orgullo. “¡No sólo algo!” 

Honestamente, el corazón de Haruhiro dio un vuelco. 

Esto podría ser amor, pensó. Sí, no lo es. 

Había más de una de las cosas que Ranta había sujetado en su mano. Había múltiples de ellos. Negro, y redondo…. 

“Wow…” Yume tenía la boca abierta. 

“… ¿Huh?” Shihoru seguía dudando de lo que veía. 

“¿Qué pasa?” Merry inclinó la cabeza hacia un lado. 

“¡Son monedas negras, tonta! Oh, y…!” Ahora mismo, Ranta estaba más radiante que nunca en su vida. “¡Cuatro! ¡Cuéntalas! ¡Cuatro de ellas! ¡Gracias!” 

Haruhiro casi sonrió, pero se detuvo. Antes de que se relajaran y celebraran, había algunas cosas que hacer primero. Si no se obligaba a pensar de esa manera, iba a perder toda su tensión. 

Aun así, cuatro monedas negras, ¿eh? pensó. Mirándolas, son monedas de tamaño mediano. Son 4 Rumas. 

Haruhiro tuvo que controlarse para no empezar a contar sus pollos antes de que salieran del cascarón. 

Firme. Tómatelo con calma, se dijo a sí mismo. Utiliza métodos que proporcionen seguridad. 

No quería celebrar sin razón. No quería hacerse ilusiones, y luego hacerlas añicos. Tendría que llevarse bien con ese lado frágil de sí mismo y seguir adelante. 

 


Notas de Traducción:

[1] El plexo solar o celiaco es una densa red nerviosa que rodea a la arteria aorta ventral en el punto de donde salen la arteria mesentérica superior y el tronco celíaco, a nivel de la primera vértebra lumbar, detrás del estómago. Procede especialmente del gran simpático y del nervio vago derecho. 

Anuncios

5 comentarios en “Grimgar Vol 7 Cap 8: Su Compañero con más experiencia en la vida. 

  1. Gracias por la traducción!! Estaba ansioso por este capítulo!!

    Al final el hombre no dio mucha información… Veamos en que termina esto

    ¿cuando subes el próximo?

    Me gusta

  2. Un capitulo maravilloso, en verdad esperaba con ansias volver a leer mas de las aventuras de parupiro y su grupo y ahora han encontrado una esperanza para sobrevivir se viene buena la cosa haha muchas gracias por el capitulo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s