Grimgar Vol 7, Cap 9: “Etiqueta de Confesión”

Aunque todos ellos fueron llamados muertos, venían en una gran variedad de formas diferentes.

Kuzaku golpeó a un muerto en la cara usando [Bash]. La cabeza del muerto le devolvió el golpe, pero sus cuatro brazos aún intentaban agarrar a Kuzaku.

Ranta entró por la derecha, y Yume por la izquierda, ambos corrieron hacia el muerto. Betrayer Mk II y el machete de Yume lo atravesaron por los lados.

Con el muerto tosiendo y resoplando, y con un agudo brillo en sus dos blancos ojos mientras escupía una mucosidad marrón por su boca, Haruhiro lo agarró por la espalda, apuñalando su corta espada en su cuello.

Acuchillar a uno así no fue suficiente para matar a un muerto. O más bien para detenerlo. Los muertos no paraban hasta que estaban completamente muertos.

Gritando con fuerza, Haruhiro movió su espada mientras retorcía el cuello del muerto. Atrás y adelante, izquierda y derecha, violentamente. Se rompió. O mejor dicho, se salió. De repente, el cuerpo del muerto perdió toda su fuerza. Colapsado hacia atrás.

Haruhiro rápidamente se apartó de él, perdiendo el equilibrio y aterrizando sobre su trasero. Estaba a punto de tirar la cabeza cortada del muerto, pero pensó en ello mejor, y la colocó en el suelo.

” ¡Oh, sí! ¡Es hora de saquear!” Ranta asaltó descaradamente los restos del muerto.

Haruhiro siempre pensaba lo mismo, pero ¿no podía ser un poco menos grosero?

“¡Haruhiro-kun!” Shihoru apuntó hacia la neblina con su báculo.

Merry se puso rápidamente a su lado, con un corto báculo preparado.

Kuzaku, a través de intensas respiraciones, volvió a levantar su escudo, haciendo girar su brazo derecho, que sostenía su larga espada, alrededor de él para ejercitarse.

Uno más, eh, pensó Haruhiro, poniéndose de pie mientras suspiraba. “Ranta, ¿cómo estuvo?”

“¡Espera, maldición!” Ranta soltó una carcajada vulgar. “¡Bien, tenemos dos monedas medianas y una pequeña! ¡Son 2 ruma y 1 wen! Si tengo que decirlo personalmente, no está nada mal”.

“Si ya terminaste, ¡intenta prepararte para ayudar!” Yume golpeó a Ranta en la espalda con su rodilla.

“¡Hey, no me patees, Tetas Pequeñas!”

“Kehe…” Zodiac-kun se incluyó “Lo que sea, date prisa… ¡Miserable…! Kehehe…”

“¡Zodiac-kun! ¿Cómo te atreves a llamarme a mí, tu invocador y amo, un miserable?” Gritó Ranta.

“Te queda bien…” Haruhiro entrecerró los ojos.

Se estaba acercando. Ojos blancos. Era un muerto que se dirigía hacia ellos. De alguna manera, este muerto parecía a un cangrejo. Le recordaba al cangrejero gigante de la tienda de comida. Eso dificultaría la lucha, pero no podía permitirse decir eso.

“¡Parece difícil, así que tengan cuidado!” Dijo Haruhiro.

Los muertos venían en un sinnúmero de formas. Pero había cosas que todos tenían en común. En términos de apariencia, eran sus ojos. Los muertos tenían ojos blancos. No era que no tuvieran un iris, ni nada de eso, pero parecía como si sus pupilas estuvieran llenas de un líquido blanco. Cuando morían, sus ojos volvían a la normalidad, por lo que aparentemente se trataba de algún tipo de proceso que los había convertido en muertos.

Además, parecía que los muertos realmente no sentían dolor. Gracias a eso, si no los mataban destruyendo su corazón o cerebro, o cortándoles la cabeza, seguirían caminando.

Otra cosa que todos ellos tenían en común fue que eran caníbales. Los muertos no se movían en grupos. Parecía que los muertos veían a otros muertos como sus enemigos, o más bien su presa.

Habían pasado siete días desde que Haruhiro y los demás habían empezado a ir y venir de la Ciudad de los Muertos. En ese tiempo, habían sido testigos de cómo los muertos se alimentaban en varias ocasiones. En cada ocasión, uno de ellos se estaba comiendo a otro muerto.

Los muertos se atacaban unos a otros, y el vencedor se alimentaba de la carne y las entrañas de los muertos derrotados, robándose cualquier equipo útil. Luego se Ilevaban las monedas negras de los muertos derrotados. Este era el típico comportamiento de un muerto. O mejor dicho, todavía no se habían encontrado con un solo muerto que actuara de forma diferente.

Si todos los muertos eran así, entonces la Ciudad de los Muertos era un blanco particularmente bueno para Haruhiro y los demás, que se habían visto forzados a continuar como soldados voluntarios, incluso ahora que habían llegado a este sombrío y peligroso nuevo mundo.

Había distintos tipos de muertos. Eso significaba que había una amplia variación en las habilidades de combate de cada uno. Podría haber muertos que fuesen tan increíblemente fuertes que Haruhiro y los demás no podrían esperar derrotarlos, y bien podrían encontrarse con uno así mañana… no, hoy.

Por supuesto, había riesgos. Sin embargo, en general, no tendrían la necesidad de planear una batalla contra múltiples muertos. Eso se debía a que no sólo los muertos no formaban grupos, sino que se atacaban activamente unos a otros.

Sorprendentemente, cuando un muerto tenía la opción de atacar a Haruhiro y al equipo u otro muerto, éste escogía al otro muerto. Cuando dos muertos estaban peleando, era una excelente oportunidad para aprovecharse. Claro que era algo horrible, pero ser un soldado voluntario siempre había sido un trabajo sucio, en el que las consideraciones éticas no se tenían en cuenta. Este no era un oficio que Haruhiro recomendaría a alguien que fuera una buena persona, o que le gustara pensar en sí mismo como una buena persona.

En cualquier caso, ambos muertos ignorarían a Haruhiro y a los demás, centrándose totalmente en derrotar al otro muerto y devorarlo. Siendo ese el caso, Haruhiro y los demás podían juntar a los dos muertos que solo tenían ojos el uno para el otro y matarlos a ambos.

Aunque no lo dijeran en voz alta, la mayoría de los soldados voluntarios podrían pensar esto después: Gracias por la comida gratis.

Por cierto, aquellos como Haruhiro que no eran tan insensibles a lo que estaban haciendo, aunque hubiesen sido cobardes al respecto, se justificaban. No era que sintieran que lo que estuvieran haciendo estaba bien y no tenían dudas al respecto. Tengo que hacer esto para sobrevivir, se decían a sí mismos para aliviar sus conciencias, hasta que finalmente se acostumbraron a ello. Aunque recobraran el sentido común y se sintieran enfermos de vez en cuando, probablemente lo olvidarían de nuevo cuando llegara el día siguiente.

Con su séptimo día de caza en la Ciudad de los Muerto concluido, su grupo regresó a Well Village.

Hoy habían recogido 9 ruma y 11 wen. El estado del equipo de los muertos era increíblemente malo, y cualquier objeto sólo valía 1 wen, así que no se molestaron en traerlo de vuelta a menos que se viera particularmente bien.

Sus bienes compartidos habían excedido los 20 ruma, y cada uno de ellos debería haber acumulado varias rumas en bienes personales desde que comenzaron a repartir el dinero entre ellos hace tres días. La comida seguía costando 1 ruma para los seis, así que, con dos comidas al día por 2 ruma, ahora tenían un poco más de libertad en sus gastos.

Hoy, mientras las chicas se bañaban, Ranta empezó a beber en la tienda de comida.

Así es. La tienda de comida tenía alcohol.

Había un gran número de diferentes variedades de alcohol que venían en jarrones, y los más baratos costaban 1 wen. A Haruhiro no le gustaba mucho el sabor, pero Ranta era un verdadero fan de el, y recientemente había estado bebiendo mucho. Era una gran posibilidad que la mayor parte del dinero de Ranta se gastara en alcohol.

Siendo así, Haruhiro y Kuzaku decidieron deshacerse del Ranta completamente borracho y bañarse solos cuando las chicas hubiesen terminado.

El agujero en la orilla del río que estaban usando como baño había sido hecho en un lugar donde era improbable que los residentes de Well Village lo vieran. Al principio se les había acelerado el corazón cuando se bañaban, pero ahora simplemente se desnudaban e incluso descubrían sus rostros. Mantenían sus cascos o cualquier otra cosa a mano, sólo para estar seguros; si alguien se acercaba, podían cubrirse rápidamente. Aún no habían causado ningún problema, así que probablemente estaba bien.

A los chicos ya no les importaba tanto estar desnudos juntos. Incluso con sus ojos acostumbrados a la oscuridad, aun así, se veía oscuro. Mientras no se esforzarán demasiado por ver algo, no podrían ver nada.

Primero se lavaban las manos y la cara en el Lukewarm River. Por alguna razón la tienda de comida vendía jabón, así que era conveniente. Asimismo, se lavaron el resto de sus cuerpos rápidamente. Entonces, finalmente, se sumergieron en el baño.

El agua del Lukewarm River era más baja que la temperatura corporal; era, tal como decía el nombre que le habían dado, tibio. Les habría encantado tomar un baño caliente, pero si hubieran empezado a exigir lujos como ese, no habría fin.

“Uff…” Haruhiro lentamente giró su cabeza de un lado a otro. Se masajeó los hombros. Si él se sentaba con su trasero tocando el fondo del baño, el agua sería lo suficientemente profunda como para alcanzar los hombros de Haruhiro Incluso podía estirar sus piernas. Sin embargo, era un poco estrecho para Kuzaku con su cuerpo más grande. Ser alto no siempre era tan grandioso. Pero Haruhiro aún estaba un poco celoso.

“Hombreeee.” Kuzaku se frotó la cara con ambas manos. ” Sabes, hoy fue un poco… No lo sé. Bueno… Sí. Hoy ha sido un día agotador…”

“Seguro que sí,” asintió Haruhiro. “Hiciste un buen trabajo. Debes estar cansado”.

“Oh, no, debe haber sido mucho más agotador para ti. Al menos, comparado conmigo”.

“Tú eres el que está arriesgando el cuello, Kuzaku. Sólo estoy, ya sabes, pasando el rato en la parte de atrás.”

“Estás usando la cabeza”, contradijo Kuzaku. “Es un trabajo duro, ¿no? En cierto modo. Yo, sólo hago lo que tú me digas. Mientras lo haga, todo saldrá bien. Como que, debes estar planeando algunas cosas para que eso pueda pasar, ¿verdad?”

“Es porque estás haciendo un buen trabajo en tu papel de tanque.”

“¿Hablas en serio? ¿Estoy haciendo un buen trabajo?”

“Lo haces, hombre.”

“No, tengo un largo camino que recorrer. No soy tan bueno”.

“Hablo en serio sobre mis elogios, sabes,” dijo Haruhiro. “Eres muy exigente contigo mismo.”

“Un poco, sí…” De repente, Kuzaku se quedó en silencio. Hubo una extraña pausa antes de que volviese a hablar. “…Umm, no tengo la oportunidad de hacer esto a menudo- hablando contigo a solas así, quiero decir. ¿Te importa si te pregunto algo?”

“¿Eh? Oh, claro,” dijo Haruhiro. “… ¿Qu-qué?”

“Es sobre Moguzo.”

“… ¿Moguzo?”

Oh, de eso se trata, pensó Haruhiro, pero también pensó, Si no es eso, ¿qué preguntaría?

De todos modos, la pregunta lo tomó desprevenido. No esperaba oír el nombre de Moguzo de parte de Kuzaku.

“Claro, no me importa. Desde luego que no. Pero, Kuzaku, um… Nunca, bueno, nunca tuviste nada que ver con Moguzo, al menos no directamente, ¿verdad?”

“Bueno, no. Pero sé quién era el tipo”.

“…¿Te molesta?” Preguntó Haruhiro.

“Ustedes nunca hablan de ello. Nunca me comparas con Moguzo, ¿verdad? Al menos, nunca me lo dices cuando lo haces”.

” Yo no haría… no.”

“Pero, ya sabes, pienso en esas cosas. No hay manera de que no me compares con él. Me pregunto cosas como, ‘¿Estoy haciéndolo tan bien como Moguzo?’ O ‘¿Estoy logrando llenar el agujero que dejó?’ Lo siento.”

“No… No hay necesidad de que te disculpes ahora mismo”.

“No, estaba pensando, no está bien hablar de mí llenando ese agujero. Eso no es algo que pueda llenar. No es algo que se pueda llenar. Así es como son los compañeros, ¿no? Yo, después del tiempo que he estado con ustedes, puedo sentirlo. Irreemplazable, esa es la palabra que estoy buscando. Eso es lo que son los compañeros, sí. Esta no es la mejor manera de decirlo, pero sólo porque un tipo muere, no puedes dejar entrar a otro para reemplazarlo. No es tan simple. Incluso si estás forzado a hacerlo, se siente mal, se podría decir. No puedo decirlo bien. Nunca podré ser el reemplazo de Moguzo. Pero, por otro lado, quiero encontrar una manera de protegerlos a todos, de una manera diferente a como lo hizo Moguzo. Soy un paladín, aunque no sea un gran paladín, así que siento que tengo que protegerlos a todos”.

“…Hombre…”

Oh, esto no es bueno, pensó Haruhiro. Se salpicó la cara con agua. ¿Qué demonios, hombre? Basta ya con eso. Estás sorprendiéndome. No sé qué decir. No soy bueno en estas cosas.

No era que Kuzaku se había acostumbrado poco a poco a su papel y estaba creciendo como un tanque de forma natural. Mientras sentía un alto muro llamado Moguzo que no podía ver, se había enfrentado al enemigo y a sí mismo, y luchaba con todo lo que tenía. Tenía un firme propósito, derramando sangre por sus compañeros mientras se mejoraba paso a paso con un arduo esfuerzo.

¿Haruhiro había sido capaz de ver eso?

Haruhiro había sido capaz de entender las dificultades por las que Kuzaku estaba pasando.

No había forma de que pudiera decir que lo había hecho. Su mente había estado demasiado ocupada en otras cosas. Básicamente, le costaba bastante arreglárselas solo. Pero ya basta de excusas. El hecho es que Haruhiro no le había dado todo el crédito a Kuzaku.

Lamento ser tan incapaz como líder, y por quedarme corto en tantas cosas, pensó Haruhiro con desánimo.

Sería fácil inclinar la cabeza. ¿Pero de qué serviría disculparse con Kuzaku? Haruhiro se sentiría mejor si lo hiciera, pero probablemente eso sería todo lo que conseguiría. Era pura autosatisfacción.

“Moguzo estaba…” Haruhiro apretó su nariz y respiró por la boca.

Oh, maldición. Creo que voy a llorar. No, estoy bien. Puedo aguantarme.

“Era un compañero importante. Sí. No creo que pueda ser reemplazado. No podemos olvidarlo, y no lo haremos. Pero aun así… Murió. Se ha ido. Moguzo se ha ido. No quiero decir que sea por eso, pero ahora Kuzaku, eres el tanque de nuestro equipo, y creo que eres el único que puede serlo”.

“… Wow.”

“¿Eh?”

“Ja, ja, ja…” Kuzaku se cubrió la cara con sus grandes manos. “Me estoy partiendo. Qué risa…”

“Pero no me reiré de ti…”

“Honestamente, sería mejor si lo hicieras,” dijo Kuzaku. “Hombre, esto es vergonzoso.”

“No, no lo es.”

“¿Podrías hacerme un favor y no decírselo a nadie? Especialmente a Ranta-kun.”

“…¿Crees que lo haría?”

“No, no lo sé. Sólo lo digo para estar seguro.”

“No hablaré de ello.” Sin ninguna razón real, Haruhiro usó su dedo para lanzar un chorro de agua en la dirección de Kuzaku.

“¡Hey!” Kuzaku le devolvió el golpe. ” ¿Qué fue eso? ¡Eres como un niño!”

“No, tú lo eres.”

“Tú empezaste”.

“No lo volveré a hacer, ¿bien?”

“¿Lo juras?”

“Lo juro, lo juro,” dijo Haruhiro, e inmediatamente tomó un poco de agua y la tiró sobre la cabeza de Kuzaku.

“¡Sabía qué harías eso!” Kuzaku inmediatamente tomó venganza.

¿Qué demonios estamos haciendo…? Haruhiro empezó a sentirse estúpido, y decidió parar la pelea de salpicaduras, pero aun así tardó un rato antes de que eso ocurriese. Honestamente, ¿qué estaban haciendo?

Pero fue divertido. Fue tan estúpido que no pudo evitar reírse. Ahora mismo, sentía que podía hablar sobre eso.

Debería preguntárselo directamente, pensó Haruhiro. Necesitaba dejar las cosas claras. Por extraño que sonara, honestamente quería que Kuzaku encontrara la felicidad.

¿Eso era una exageración? No, él no lo creía. Por el momento, Haruhiro y los demás iban a estar atrapados viviendo aquí. ¿Y si eso durara un año, dos años, cinco años, una década o incluso más? No podían continuar como soldados voluntarios para siempre, sin hacer otra cosa que cazar, comer y dormir. También necesitaban tener algún tipo de vida aparte de eso. Por ejemplo, podrían obtener permiso de los residentes de Well Village para construir una casa para ellos mismos dentro de la aldea. O, con la vista puesta en el futuro, podrían encontrar otros trabajos además de la caza.

Si ambos lados lo quisieran, podrían formar parejas. Si nacieran algunos niños como resultado, todos podrían protegerlos y criarlos juntos, y eso podría servir para motivarlos a todos.

Tal como estaban las cosas, todo eso era un sueño, un producto de su imaginación, pero podía suceder. No sería extraño que pasara algo.

“Escucha, Kuzaku,” dijo Haruhiro. “¿Te importa si yo también te pregunto algo… tal vez?”

“Claro. ¿Qué?”

“Aunque es algo personal”.

“No te contengas. Tú y yo somos amigos, hombre. No, tal vez me entusiasmé. Actuando de una manera tan vergonzosa otra vez…”

“Ahora es muy difícil para mí decirlo…”

“Lo sé, ¿verdad?” Dijo Kuzaku. “Lo siento. Oh, pero en serio, puedes preguntarme cualquier cosa. No creo que esté escondiendo nada.”

“B-Bueno, entonces.” Haruhiro aclaró su garganta.

¿Qué es esto? ¿Un zumbido en mis oídos? ¿Algo por el estilo? ¿O es otra cosa? Estoy ridículamente tenso. ¿Cómo lo menciono? No soy bueno hablando de estas cosas. Pero entonces, ¿hay algo en lo que sea bueno? En realidad, no. Sí, no tengo nada. Oh, bueno. Está bien ser normal. Se lo preguntaré directamente. Esa es la única manera.

“¿Cómo están las cosas? ¿Con M-M-M… M-Merry?”

Tartamudeaba. Tartamudeaba alocadamente. Quería hacerlo sutilmente, como si no fuera gran cosa. No pudo. Al final, fue imposible. Esto era lo mejor que podía hacer Haruhiro.

“Uhh…” Kuzaku se mordió el labio superior con sus dientes inferiores. Era una especie de demostración de destreza, en lo que respecta a morderse los labios. “¿Cómo que cómo están las cosas?”

“¿Eh?” Haruhiro vaciló. “Pero. Sabes, um… ¿Qué? ¿Eh? Quiero decir, ¿sabes? Kuzaku, tú y Merry son… Bueno, tú eres, um…”

“¿Qué es eso de Merry…-San y yo?”

“¿Huh? ¿Estás… enfadado?” Preguntó Haruhiro.

“No, no estoy enfadado.”

“No, pero, de alguna manera, pareces un poco molesto…”

“No, hombre, no estoy molesto, ¿de acuerdo?”

untitled2

“No, no, lo estás, ¿verdad? Quiero decir, te ves súper disgustado.”

“No es eso… Ngahh.” Kuzaku empezó a golpearse en la cabeza con ambas manos. “Guhh. ¿Cómo puedo explicarlo? No es así, en serio. No estoy enojado. Además, ¿qué hay de Merry y yooo? ¿Qué estás tratando de deciiiir? Aghhhhh.”

“Kuzaku, cálmate, hombre.”

“No me digas que me calme,” gruñó Kuzaku.

“Me doy cuenta. Claramente no estás calmado. Parece que estás perdiendo la cabeza. ¿Eh? ¿Por… por qué? Quiero decir, tú y Merry van a…”

“¡Lo entiendo! Te contaré toda la historia, ¿está bien?” Kuzaku irrumpió, usando grandes gestos mientras hablaba. “Mira, muchas cosas pasaron entre Merry…-san y yo. No, nada en realidad. Me pareció muy buena. Honestamente, ya sabes cómo es. sentía algo por ella.”

“…Sí.”

“Quiero decir, no sólo es hermosa, también es divertida. No lo sé, es seria, pero tiene algo que no es de fiar. ¿Poco fiable? No, no es eso. ¿Qué es esto? Ella es linda.”

“…Oh, sí… supongo.”

“Eso creo,” dijo Kuzaku. “Así que, bueno, por eso me enamoré de ella. Tuve la oportunidad de hablar con ella a solas a veces, así que le di pistas sobre eso”.

“…como cuando estábamos en el Solitario puesto de avanzada?”

“¿Eh? ¿Lo sabías? ¿Te diste cuenta?”

“…Sí, más o menos.”

“Bueno, no sé qué decir,” dijo Kuzaku. “Probablemente es del tipo que cede si presionas un poco, ya sabes. Es insegura, se podría decir. Así que, cuando le dije que quería su consejo sobre cosas que me preocupaban, estaba dispuesta a escucharme. Además, Merry y yo… …nos unimos al grupo después que todos los demás. Teníamos eso en común, por lo que también estaba eso.”

“…ya veo.”

“Sentí que las cosas iban bien. Como, ‘Tal vez ella tiene una debilidad por mí. Las cosas se ven bien, ¿eh?’ Eso es lo que yo pensaba.”

“…Eso es lo que pensabas.”

“¡Bien! Eso es lo que yo pensaba. Así que, por supuesto, tuve que intentarlo”.

“…¿Intentar que?”

“Una confesión, por supuesto.”

“…¿Te le confesaste?”

“Por supuesto que sí”, dijo Kuzaku con firmeza. “Quiero decir, no podía simplemente dejar las cosas poco claras para siempre. Eso no se sentiría bien. para ninguno de los dos”.

“…¿Es así?”

“Es diferente para todos”, dijo Kuzaku. ” Sin embargo, para mí, si veo una oportunidad y se siente bien, voy tras ella.”

“¿La… llevaste a otro lado?” Preguntó Haruhiro.

“Iba a ser una conversación muy larga, después de todo. Eso fue en el Solitario puesto de avanzada”.

“…aquella vez, antes de volver a Alterna?”

“Sí. ¿Eh? ¿Por qué sabes de eso? Oh, esa vez, no estabas en la tienda, eh. ¿Quizás estabas vigilando afuera?”

“… Sí, un poco”.

“Urgh. Ya lo viste, ¿eh? Qué vergonzoso. Sí, fue justo después de eso. Fui y me confesé con Merry…-san. Yo también pensé que funcionaría. Obtuve una respuesta inmediata.”

“… ¿Inmediata?” Preguntó Haruhiro.

“Cuando se trata de ese tipo de cosas, ella es realmente cortés al respecto. Si pienso en el pasado, ella había establecido firmes límites. Sólo era un malentendido, se podría decir, o todo fue por ser demasiado optimista. Pensé que había un buen ambiente entre nosotros dos.”

“…¿Y?”

“Fue de este modo.” Kuzaku levantó la barbilla, agitando un poco la cabeza de izquierda a derecha. “‘No.'”

“…¿Se supone que esa fue tu imitación de Merry?” Preguntó Haruhiro.

“Sí. Es típico de ella, si se me permite decirlo. Después de todo, fue una respuesta de una sola palabra. Por supuesto, ella me lo explicó después de eso. Era como si, ya que somos compañeros, ella pudiera ser mi amiga, pero nada más que eso. A ella no le interesa en este momento. Ella no quería distraerse. Merry…-san, se disculpó, y eso me hizo sentir mal por ponerla en esa posición. Así que le dije: ‘Lamento hacer que esto sea tan incómodo. Por favor, mantengamos las cosas como siempre estuvieron’. Acordamos hacer eso.”

“…Entonces…” Dijo Haruhiro lentamente. Y terminó en silencio: …¿Los dos no van a salir? ¿Eso es todo? ¿Tal vez…?

Haruhiro se percató de que se estaba hundiendo. El agua llegó a su mentón. Luego su boca. Y luego hasta la nariz. Hey, te vas a ahogar, Se advirtió del peligro.

“¿Haruhiro…?” Preguntó Kuzaku, preocupado.

“¡Ahh!” Haruhiro se empujó apresuradamente fuera del agua, evitando la muerte por inmersión. “Así que así fue. Oh… Yo… Ya veo. Hombre, pensé… No sé, ustedes dos estaban muy callados. Estaba… equivocado, ¿eh?”

“Si hubiera funcionado, planeaba contárselo a todos”, dijo Kuzaku. “Sería incómodo mantener algo así en secreto. Si tuvieras a alguien escondiéndose a tus espaldas, ¿no sería desagradable?”

“Puede que no me guste… no,” dijo Haruhiro. “Tienes razón.”

“Es una pena para mí que no haya podido anunciar algo tan importante.”

“…Bueno, sí.”

“Oh, ¿estás tratando de consolarme?”

“… ¿algo así?”

“Está bien, hombre. Ya lo he superado. Claro que la sigo queriendo y mentiría si dijera que no me incomoda del todo. Pero tenemos mayores preocupaciones.”

“Sí…” Murmuró Haruhiro.

“Puedo prescindir del romance. Al menos por ahora. Eso se lo dejo a Ranta-kun. Aunque podría estar buscando algo diferente.”

“En su caso, es más primitivo, un poco infantil…”

“Es honesto consigo mismo”, dijo Kuzaku. “Me gusta eso de él.”

“A mí no me gusta tanto”.

Kuzaku se rió, frotándose la cara unas cuantas veces con sus grandes manos. Probablemente no lo había superado como lo había dicho. Eso fue lo que pensó Haruhiro. Dicho esto, el tipo no necesitaba que lo consolaran. Kuzaku estaba mirando hacia delante.

¿Cómo era Haruhiro, comparado con eso?

Él pensó en ello. En realidad, no lo sé, pero, por ahora, ¿tal vez estoy un poco aliviado…? ¿Por qué me siento tan aliviado ahora mismo?

Anuncios

4 comentarios en “Grimgar Vol 7, Cap 9: “Etiqueta de Confesión”

  1. Gracias por la traducción…. Creo que como tiene un enfoque más nipón quedaría que las palabras nativas queden igual(senpai-kohai y similares) … En el caso de los nombres de lugares u objetos, si el original es en inglés, inglés o si el original está en nipón, nipón… Pero si lo ves muy complejo de hacer lo más preciso sería dejarlo en inglés

    Me gusta

  2. Ufff se hizo desear este capítulo!! Gracias por traducirlo!! Mañanaa traduciras otro? Ya que es 1 de mayo 😛

    Un capitulo lento, como todos los que son sobre sus sentimientos. Al menos pudieron hablar y decir lo que sentian, que no es algo comun en esta gente.
    ¿al final decidirán irse o se quedaran en ese mundo oscuro?

    Me gusta

  3. Y una del “harem ficticio” de Haru que está asegurada… por ahora…. jajaja…

    Gracias por la traducción “Ragnarok Semita”, y en cuanto a las sugerencias del “Martín” sería bueno que las tengas en consideración.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s