Suzumiya Haruhi no yuutsu; Siete maravillas en horas extras, Parte 2/7.

Aunque no esperábamos intencionadamente a Haruhi, todavía no había llegado, Koizumi, Asahina y yo empezamos el juego de Old Priest, basado en la suerte, pero no pasamos mucho tiempo en esa emocionante montaña rusa.

Aún nadie había sacado el Old Priest y, en consecuencia, estábamos en las primeras fases del juego, con varias cartas en la mano de cada jugador. Estábamos compitiendo para ver quién tendría la mejor suerte, y el relajante juego que dependía totalmente de las cartas estaba empezando a calentarse, cuando-

¡Slam!

Algo golpeó cerca de la puerta de la sala del club.

“¿Hafu?”

Asahina-san se estremeció como si hubiese sido repentinamente atada por cadenas1, y luego lentamente giró su cabeza para mirar hacia la puerta.

Por Dios, ese ruido sordo sonaba como si alguien hubiera chocado contra la puerta con su hombro en lugar de golpearla.

Toc-toc.

Esta vez, el sonido vino de la parte inferior de la puerta. No sé quién estaba allí, pero parecía que nuestro visitante tenía hábitos excéntricos, como golpear la puerta con la punta de los pies justo después de lanzarse sobre ella. Y esa persona aparentemente tenía algún asunto con la Brigada SOS. Estos personajes extraños tienden a ser algo raros.

Si no se trataba de la Sociedad de Investigación Informática de al lado, que le rogaban a Nagato que les enseñara programación, podría ser Kimidori-san, Sakanaka, o nuestro tercer cliente, quienquiera que fuera. Otra posibilidad era que el Presidente del Consejo Estudiantil, que estaba relacionado con la agencia de Koizumi, estuviera de visita para encontrar fallas en nuestras coartadas o algo así. Tsuraya-san no se molestaría en llamar a la puerta y Haruhi simplemente irrumpiría. Estaba profundamente pensando mientras consideraba las posibilidades.

Toc- toc- toc.

El golpeteo del zapato empezaba a tener un ritmo irritado.

“Sí, ya voy”.

Asahina-san se puso en pie apresuradamente, se sacudió la falda de su delantal y puso su mano en el pomo de la puerta. Entonces abrió la puerta y se encontró con una pregunta de la persona que estaba al otro lado del marco de la puerta.

“De acuerdo, ¿está Haru?”

Echando un vistazo a la figura que hacía la pregunta inesperadamente sociable, se resolvió el misterio de los golpes antinaturales. Esa persona sostenía una montaña de libros, archivos y papeles que ocupaban ambas manos. Dicho esto, no estoy seguro de por qué intentarían patear la puerta.

“¿Está bien si entro en la habitación?”

Preguntó el visitante mientras miraba fijamente al traje de sirvienta de Asahina-san.

“¿Uhmm?”

La persona emitió un sonido como si acabara de pisar a una simple medusa arrastrándose por la playa con los pies descalzos.

“Había oído los rumores, pero…. una de las Maravillas está aquí en esta habitación, ¿no?”

La invitada pronunció unas palabras misteriosas.

Asahina-san fue bañada con la mirada llena de curiosidad del visitante, pero igualó a la otra parte mostrándole una expresión de mirar algo raro, y tímidamente hizo una pregunta.

“Umm, ¿qué negocios tienes aquí?”

Ah, una respuesta propia de una verdadera sirvienta. ¡Qué dedicación!

“He traído las cosas solicitadas por su líder. Por otra parte, puede que no se me haya pedido que lo haga, pero aquí estoy con el material de todos modos, ya que soy una persona amable y todo eso”.

Entrando en la habitación con el equipaje que llevaba, la visitante nos miró a Nagato, a Koizumi y a mí.

“Muy bien, Kyam, acepta este material. Quiero tener las manos libres”.

¿Hay alguien llamado Kyam aquí?

“No me gustan los nombres difíciles de pronunciar, como Kyon.”

Estoy totalmente de acuerdo, pero al mismo tiempo, no toleraré que me llamen Kyam.

Como ni Nagato ni Koizumi se movieron, me levanté de mala gana y recibí la engorrosa mercancía. Era una cantidad bastante grande, así que fue extremadamente pesado.

“Umm,” Asahina-san levantó una mano reservadamente.

“¿Quién es exactamente esta…?”

“Ah, es una compañera de clase”, le contesté. “Está en la misma clase que yo y Haruhi, alguien de la clase 2-5.”

De repente me di cuenta de que Koizumi también centró su atención en la visitante.

“Entonces, ¿qué te pidió Haruhi?”

Coloqué la gran cantidad de libros e impresiones sobre la mesa para que no se derrumbara. Notando que el libro en la parte superior de la pila se titulaba Kokon Chomonjū, lo recogí. Debajo de eso estaban “Los Famosos Cuentos Sobrenaturales de Todos los Tiempos”2, así como “Cuentos Sobrenaturales de la Escuela”, que podrían ser el objetivo de los estudiantes. En cualquier caso, tuve un mal presentimiento sobre esos libros. ¿Haruhi está metida en esto ahora?

“Fue durante la hora del almuerzo de hoy”, comentó nuestra invitada con una postura imponente. “Me encontré con ella frente al baño y me hizo una pregunta.”

¿Qué?

“Me preguntó si sabía sobre las Siete Maravillas de la escuela.”

¿Por qué te pediría eso?

“No lo sé. Pero probablemente sea porque soy miembro de la Sociedad de Investigación de Misterios”.

Ahora que lo pienso, mencionó que pertenecía a la Sociedad de Misterios durante las presentaciones de clase al comienzo del nuevo año escolar. Pero, ¿cuál es el vínculo entre eso y las Siete Maravillas de la escuela?”

“Para ser precisos…”

En ese momento intentó imitar la voz de Haruhi.

“‘¿Esta escuela secundaria tiene Siete Maravillas? Creo que no sabes nada de ellas, pero la Sociedad de Misterios debería haber pasado esa información de generación en generación, ¿verdad?’ – Fue lo que ella dijo.”

Fue algo mortificante que su imitación fuera bastante parecida a la real.

“¿Realmente dijo ‘Siete Maravillas’? ¿Podrías haber confundido eso con los ‘Siete Dioses de la Suerte’?”

“Estoy segura de que no dijo ‘Siete Dioses de la Suerte'”, proclamó solemnemente la chica. “No pude entender lo que ella quiso decir con esa frase sobre las Siete Maravillas de la escuela, pero ahora sé lo que significa. Creo que Haru está buscando los llamados ‘relatos sobrenaturales’. Ella debe pensar que el misterio y el ocultismo son la misma cosa, ¿verdad?”

Eso no puede ser. En su recorrido por los clubes cuando era nueva en la escuela, se indignó de que la Sociedad de Misterios no se hubiera visto envuelta en ningún caso de asesinato.

“Ahora que lo mencionas, me enteré por mis senpais.”

La integrante de la Sociedad de Misterios que estaba en mi clase agitó la cabeza de una manera que me dio la impresión de que estaba exagerando.

“La Sociedad de Misterios organiza campamentos de entrenamiento en verano e invierno, aunque todavía no he tenido la oportunidad de participar. Sin embargo, el hecho de que el sitio del campamento de entrenamiento haya sido golpeado por un tifón o haya sido encerrado en una estación de esquí debido a una tormenta de nieve no es algo que haya sucedido durante la historia de la Sociedad de Misterios de la Secundaria del Norte. No es que eso sea motivo de arrepentimiento”.

Por el rabillo del ojo, pude ver a Koizumi extendiendo sus brazos y encogiéndose de hombros. Ya nos habíamos encontrado con ambas situaciones, y aunque en el verano estuvo bien, en el invierno no fue nada divertido. ¿Verdad, Nagato? Me volteé para mirarla, y sorprendentemente, incluso la interfaz humanoide que no se preocupaba por toda la creación dejó de leer por un breve instante para fijar sus ojos en la visitante, como si la no invitada Srta de la Sociedad de Misterios fuera una estrella de radio3.

“Bueno, es bueno oír eso”, respondí. “Ahora entiendo el atractivo de la Sociedad de Investigación de Misterios, pero ¿cómo respondiste a la pregunta de Haruhi?”

Sin dudarlo, la Srta de la Sociedad de Misterios respondió.

“Corrí al salón de clases del presidente y le pregunté si había algo de folclore en las secciones sobre las siete maravillas que se habían transmitido de generación en generación. La respuesta fue no, así que instantáneamente hice un viaje de vuelta y se lo conté a Haru. Todo lo que dijo fue “Ya veo”, y luego se marchó.”

En otras palabras, puedo entender que la Secundaria del Norte no cuenta con unas Siete Maravillas creadas en ese lugar. Pero si es así, ¿no se habría acabado la historia? ¿Cómo evolucionó la trama de tal manera que terminaste llevando todos esos libros y todo lo demás sobre historias paranormales a esta habitación?

“Sobre eso, yo tampoco lo sé muy bien.”

Genial, ahora me empieza a doler la cabeza.

“Acepté la sugerencia de mis senpais de tomar todo esto. Y por eso vine aquí con este equipaje”.

Qué sempais tan complacientes.

“Ya que está buscando las Siete Maravillas, vamos a ayudarla con esta literatura. Contiene parte de la colección de la Sociedad de Misterios, así como copias impresas con información que recogí en Internet”.

Bueno, lamento que tu duro trabajo no sirva de nada. Me siento mal que hayas traído esto hasta aquí, pero ¿podrías llevártelo rápidamente contigo, antes de que atraiga la atención de Haruhi?

“¿Por qué? Llevo todo esto por el bien de Haru, ¿por qué dices que no le hará ningún bien, Kyam?”

Tenemos nuestras propias circunstancias aquí. No creo que seas capaz de entenderlo.

La Srta de la Sociedad de Misterios se cruzó de brazos y me miró fijamente. Yo estaba ligeramente abrumado por el color de sus dos ojos, y parpadeé primero.

“Por cierto, ¿cuánto tiempo vas a llamarme ‘Srta de la Sociedad de Misterios’ o ‘tú’?” Deberías saber mi nombre, ¿verdad?”

Un poco menos de dos meses es poco tiempo para memorizar los nombres de todos mis nuevos compañeros, aparte de Kunikida y Taniguchi, a quienes conozco desde el año pasado.

“¿Huuhhh?”

Pude sentir que no me creía en absoluto. Muy bien, ¿cómo debería arreglar esto?

“Además, apenas te transferiste este año, ¿verdad?”

“Eso es verdad.”

Además, su apellido es tan largo que probablemente te morderías la lengua si lo recitaras demasiado rápido. Eso lo hace aún más difícil de recordar.

“Entonces puedes llamarme por el apodo de mi nombre de pila. Todo el mundo me llama así.”

Por alguna razón, no estoy realmente inclinado a hacer eso.

“Lo que dices no tiene mucho sentido.”

Ella agitó la cabeza con exasperación, como si dijera: “Lo que sea”.

Aproveché la oportunidad para enviarla lejos. “Por cierto, ¿cuánto tiempo planeas quedarte aquí? ¿Podrías irte ahora que has completado tu negocio aquí? Ah, te lo agradeceré en lugar de Haruhi por la información sobre las Siete Maravillas y todo eso. Gracias. Adiós.”

Aunque me despedía, la Srta de la Sociedad de Misterios no se movía, como un flamenco atrapado en la hiedra. No se quedará aquí hasta que diga su nombre, ¿verdad?

“No, aun me queda un asunto importante.”

Luego giró su cuerpo para mirar a Nagato, que estaba sentada en un rincón de la sala del club.

“Me asignaron para pedirle algo a la Presidenta del Club de Literatura.”

Nagato levantó la vista hacia la asesina de la Sociedad de Misterios con una mirada recta. Ese fue un hecho sorprendente. Era raro que Nagato se preocupara tanto por las palabras o acciones de un visitante que interrumpiera su lectura.

“Hemos leído la Antología del club.”

Sin previo aviso, un pase asesino fue lanzado a nuestro campo.

“……”

Nagato cerró lentamente el libro que estaba abierto en su regazo, permitiéndome vislumbrar fugazmente el título, “Enciclopedia del Símbolo de la Imagen”. Pensé que era tan gruesa como una enciclopedia, y resultó ser una enciclopedia real y genuina.

El hecho de que Nagato no sólo hubiera dejado de leer, sino que también hubiera cerrado completamente el libro sólo para escuchar a alguien hablar, era algo que realmente merecía mi asombro. La atención de Asahina-san seguía centrada en la Srta de la Sociedad de Misterios, así que no se dio cuenta, pero Koizumi miró a Nagato con un ojo perspicaz, como si fuera un astrónomo capaz de reconocer una variable de RR Lyrae5 en la Galaxia de Andrómeda a simple vista.

Sin embargo, la Srta de la Sociedad de Misterios no era consciente de este milagro que fue, en cierto sentido, cósmico.

“Para serte sincera, es difícil para mí decir que entendí lo que era bueno o malo.”

Esa es una buena opinión. Probablemente sea la correcta.

“Incluso si su trabajo como antología hubiera sido inusual, mis senpais de la Sociedad de Misterios dijeron que podían apreciar la publicación de tal revista.”

¿Cuál es la petición que desea hacer a Nagato, la Presidenta del Club de Literatura?

“La Sociedad de Misterios también está planeando recopilar una antologia del club, así que nos gustaría que Nagato-san contribuyera por favor. Le estaremos muy agradecidos si nos ayuda”.

Incluso se inclinó sinceramente.

“Me he interesado mucho por la escritura fantástica y poética de Nagato-san. Los otros miembros del club también están de acuerdo conmigo. Nos dimos cuenta de que su título de Presidenta del Club de Literatura no era sólo para mostrar ni estaba basado en un capricho”.

Si es así, ¿por qué no vino aquí para pedir oficialmente que Nagato sea un contribuyente, en lugar de mencionarlo como algo informal? De todos modos, la historia fue publicada hace bastante tiempo. ¿Qué han estado haciendo ustedes y su presidente hasta ahora?

“El presidente dijo que había hecho la solicitud en una reunión.”

Oh.

“Pero aparentemente fue ignorado.”

Bueno, supongo que eso no es sorprendente.

“¿Qué te parece?” La Srta de la Sociedad de Misterios presionó para obtener una respuesta. “La fecha de publicación aún no ha sido fijada. Estamos en la fase de planificación, y sería genial si pudiéramos llegar para el Festival Cultural”.

El Festival Cultural es en otoño, así que eso es bastante pronto.

“No nos importa de qué se trate, pero nos gustaría que escribieras unas líneas, no, una redacción. ¿Qué te parece?”

Nagato lentamente giró su cabeza horizontalmente para mirarme.

“…………”

Le tomó unos tres segundos bajar la cabeza por dos centímetros, y luego usó otros tres segundos para levantar la cabeza por esos dos centímetros.

La Srta de la Sociedad de Misterios me susurró al oído con una expresión incómoda.

“Oye, Kyam, ¿puedo tomar su gesto como evidencia de que ella aceptó hacerlo?”

Sí, puedo garantizarlo.

“Muchas gracias, Nagato-san.”

La Srta de la Sociedad de Misterios saltó y, con una velocidad similar a la de la teletransportación, agarró la mano de Nagato y la estrechó con entusiasmo.

Al igual que con la Sociedad de informatica, Nagato probablemente estaba ganando, sin saberlo, una alta estima de varios grupos de la escuela. En cualquier caso, definitivamente no es malo para la chica cuya existencia en el club era como la de un Zashiki-warashi6 conocer a más gente. Solo un pensamiento, ¿pero fue esa persona enviada aquí por el motivo principal de acercarse a Nagato, bajo el pretexto de ayudar a Haruhi en su búsqueda de las Siete Maravillas? Si ese es el caso, deben tener un buen estratega allí.

Habiendo obtenido el consentimiento de Nagato y ganando algo de libertad, la Srta de la Sociedad de Misterios agarró sus manos por detrás de su espalda y deambuló mientras escudriñaba las estanterías del Club de Literatura de un extremo a otro, en un viaje para comprobar los lomos de cada uno de los libros.

“Tienes muy buen gusto. Hay muchos misterios fantásticos aquí. ¡Esto es increíble! ¿Oh? ¡Mm!”

Justo cuando pensé que se había callado, sacó otro tomo a la velocidad del rayo y rápidamente pasó de página.

“Ohh! esto es…….. una edición de tapa dura de Viking Press de la revista Gravity Rainbow de Thomas Pychon! ¿Y es la primera edición de 1973?”7

Ella levantó el libro occidental como si lo estuviera elevando al cielo.

“Nagato-san, ¿te importaría prestarme este libro?”

No tengo ni idea del valor que tenía ese viejo y húmedo libro, pero Nagato respondió en silencio.

““…………”

Una vez más, ejecutó el asentimiento que le tomó aproximadamente seis segundos.

“Oye, Kyam, su gesto significa…”

“A ella le parece bien”.

“¡Gracias, Nagato-san!”

La Srta de la Sociedad de Misterios colocó tranquilamente el libro sobre la larga mesa a su lado, luego se dirigió hacia Nagato y volvió a estrechar su mano con entusiasmo. Si Nagato no hubiera estado sentada, probablemente la habrían abrazado.

“Definitivamente lo devolveré después de una cuidadosa lectura. ¿Podría pasárselo a Kyam cuando termine?”

Yo no quiero eso. Ven aquí y regálaselo a Nagato tú misma.

“Muy bien, eso es lo que haré”.

Ella asintió profundamente y sostuvo el libro bajo su brazo con reverencia.

“Entonces, me retiro. Les estoy muy agradecida a todos ustedes”.

Como si fuera una criatura de la familia Felidae8, hizo una reverencia con un movimiento flexible, y luego desapareció de la habitación del club con un salto.

Todo lo que dejó atrás fue la imagen de su cabello rubio bailando en el aire.

“¡Uff!”

Aun así, esa fue una larga conversación.

Asahina-san, que también había estado de pie durante todo este tiempo, finalmente recobró sus sentidos.

“Ah, olvidé servir el té…”

Esto se debió probablemente a que el visitante no se sentía como si fuera a quedarse mucho tiempo, y también porque se trataba de un suceso extraño. Supongo que se podría decir que en ese momento no había margen para que Asahina-san mostrase su vocación.

Gracias a ello, una gran cantidad de materiales relacionados con relatos sobrenaturales se nos han impuesto. Deberíamos esconderlos en algún lugar antes de que vuelva Haruhi.

Me acerqué al escritorio de la líder y estaba comprobando si había algún punto ciego desde esa posición, cuando me encontré con la extraña y lánguida cara de Koizumi. ¿Qué pasa, estás interesado en la estudiante transferida que vino a mi clase el mes pasado?

“Estoy realmente interesado.”

Entonces, ¿le decepciona que no mencionara su historia de gatos que también estaba en la antología?

“Eso es…. bueno, no es que me importe.”

Koizumi señaló con sus ojos el regalo de despedida del miembro de la Sociedad de Misterios.

“En cualquier caso, las Siete Maravillas de la escuela son más importantes.”

Espera, ¿qué?

Como disgustado por mi reacción, Koizumi se inclinó hacia delante.

“Suzumiya parece estar buscando historias de las Siete Maravillas de la escuela, transmitidas de boca en boca, si es que existen. Como nuestro visitante mencionó antes, no existe tal cosa. Entonces, tenemos una simple conclusión. Intenta predecir el proceso de pensamiento de Suzumiya”.

…creo que su lema es “¡Si no hay uno, sólo tengo que crearlo yo misma!”

“Por supuesto, eso es lo que ella pensará. Lo que sucede después también es obvio. Definitivamente, Suzumiya creará una nueva versión de Las Siete Maravillas para esta escuela. Con su imaginación extraordinariamente vasta, estaremos plagados con fenómenos llenos de un ocultismo escandalosamente inverosímil”.

Koizumi hizo una pose sin esperanza.

“Y entonces existe la posibilidad de que algunos, o incluso todos los siete fenómenos se conviertan en nuestra realidad.”

Drené la taza de té de cualquier sencha que quedara.

Pensándolo bien, Haruhi tenía el poder de convertir sus deseos en realidad.


Notas de Traducción:

1Referencia a la reacción de Himeko Tsuruta (ビ ビ ク) cada vez que Mairu Shirouzu usa su habilidad “Reserva” del manga mahjong, Saki.

2Esta colección de cuentos se completó en 1254 por Tachibana no Narisue.

4Son objetos estelares que producen emisiones copiosas de varias radiofrecuencias

5Estrellas variables y periódicas (estrellas cuyo brillo visto desde la Tierra fluctúa) que se encuentran comúnmente en los cúmulos globulares. Para más información, puede ver los documentales del telescopio Hubble donde explican esto mejor.

6Son seres parecidos a los espíritus que tienen la apariencia de niños y viven en almacenes.

7Una historia publicada en 1973 sobre personas que intentan descubrir el secreto de un dispositivo misterioso llamado “Schwarzgerät” al final de la Segunda Guerra Mundial.

8Es un termino para una rama biológica de ciertos animales conocidos como gatos, aca Kyon presume de sus conocimientos sobre esos hermosos animales XD.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s