Suzumiya Haruhi no yuutsu; Siete maravillas en horas extras, Parte 6/7

“Cierto, de las Siete Maravillas, sólo nos queda una”.

Pero no deberías decirlo con un tono tan reacio.

Koizumi revoloteó entre las copias mientras hablaba.

“Aún no hemos abordado algunas de las principales historias sobrenaturales de la escuela, como el baile de los modelos de esqueletos, el retrato de Bach en la Sala de Música con diferentes rostros graciosos, el bostezo de la Mona Lisa en la Sala de Arte, el rebote de un balón de baloncesto en un gimnasio vacío”. También hay historias en las que alguna entidad te jala la pierna mientras nadas en la piscina por la noche, historias de un warashi[1] que aparecen en la escuela, y así sucesivamente”.

Un esqueleto bailando se superpondría a la historia del maniquí anatómico, mientras que los retratos que se encuentran en aulas especiales y presentan diferentes expresiones en función del ángulo de visión sólo se pueden explicar con trompe-l’œil[2]. Un hombre invisible o camaleón que dribla[3] una pelota de baloncesto carece de impacto, mientas que un demonio oculto en una piscina de agua dulce es inevitablemente un kappa[4] y, por lo tanto, puede ser fácilmente sobornado con pepinos. Además, si quieres un warashi, tenemos uno aquí en esta habitación.

“¿Qué tal esto, entonces?”

Koizumi continuó con una expresión pesada mientras hojeaba la última página del informe de la Sociedad de Misterios.

“Nadie conoce la Séptima Maravilla. Si alguien se entera de ella, desaparecerá repentinamente”.

Pensaste en eso sólo porque es problemático inventar la Séptima Maravilla, ¿verdad? Elegir las primeras seis Maravillas por nuestra cuenta fue bastante difícil, así que es natural que estemos en esta situación.

“Si nadie lo sabe, ¿No crees que alguien trataría de averiguar sobre ello?”

La persona aplicable a esa declaración es, por supuesto, Haruhi.

“Si fuera sólo hasta ese grado”, comentó Koizumi, “entonces el efecto de distorsión de la realidad que ejercería Suzumiya-san pasaría a ser casi insignificante. En cualquier caso, en comparación con una acción de crear algo que no existía previamente, la acción de encontrar algo que debería existir es un vector absolutamente diferente. Se podría decir que es como la diferencia entre el cielo y la tierra”.

¿Es tan diferente?

“Piénsalo. Comparado con crear algo de la nada, encontrar un objeto perdido tiene mucho menos impacto en el mundo, ¿cierto?”

Los únicos seres capaces de hacer lo primero son los dioses y los artistas del fraude, supongo. De todos modos, no puedo dejar de notar que esta historia tiene una sensación de que el Campamento de Verano de Excavación de Ruinas Internacionales podría convertirse en realidad.

“Bueno, me preocupa que podamos tener un resultado negativo si no le damos a Suzumiya un misterio y le dejamos un poco de espacio para la imaginación”.

Ciertamente es difícil complacerla. Por alguna razón, me desagrada tanto que también haya llegado a comprender ese sentimiento. Si fueras liderado por aquella Lider de Brigada, que es como una personificación de la insolencia, durante más de un año, también ganarías la capacidad de predecir su estado de ánimo, te guste o no.

Gracias a que Koizumi y yo nos pusimos de acuerdo, logramos completar la última de las Siete Maravillas.

La Séptima Maravilla de las Siete Maravillas es desconocida y no puede ser conocida. Ese es el misterio de la Séptima Maravilla.

“¿Crees que es, en cierto sentido, demasiado corta?”

Debería ser suficiente para Haruhi. El hecho de no ser conocida por nadie es lo esencial, así como la condición necesaria para ser una Maravilla. Si se conoce, entonces deja de ser misteriosa, y las Siete Maravillas se derrumbarían. Para que las Siete Maravillas permanezcan como las Siete Maravillas, esa Maravilla definitivamente no debe ser conocida por nadie.

“Esa es la Paradoja de Russell[5], ¿No es así? Si ese es el caso, deberíamos poder usarla para persuadir incluso a Suzumiya-san.”

No estoy seguro de cuál es la conexión entre su teoría y la conclusión, pero me parece bien si estás satisfecho. Envíale mis agradecimientos a Russell por mí.

“Lo único que queda es hacer una copia clara de esto en una laptop, imprimirlo y presentarlo en un formato adecuado.”

Koizumi se masajeó el cuello mientras colocaba sobre la mesa el borrador que había escrito con un lápiz mecánico sobre dos hojas de papel A4.

“…”

En ese momento, Nagato, que había terminado de leer sin que nos diéramos cuenta, recogió las notas. Sacando una de las computadoras portátiles que la Sociedad de Informática nos ha entregado, comenzó a escribir a una velocidad ultra rápida.

Creo que ni siquiera le llevó un minuto.

Unos segundos después de que Nagato tocara la tecla Enter, se activó una impresora a inyección de tinta en un costado de la sala del club, y comenzó a imprimir.

Pensaba que estaba concentrada en la lectura, pero fue de gran ayuda que estuviera escuchando adecuadamente nuestra conversación. Bueno, después de todo, las múltiples tareas como ésta son la especialidad de Nagato.

Eso distaba mucho de ser Asahina-san, que se había dormido completamente en el país de los sueños. Por otra parte, si la situación requiriera que le pidiéramos su ayuda, definitivamente podría ser inquietante, así que está bien de esta manera. Tener a Asahina-san vestida con su traje de sirvienta y realizando sus tareas de sirvienta en la sala del club era un barómetro de la paz mundial.

Al anunciar la finalización del trabajo de impresión, la impresora pasó al modo de enfriamiento. Al mirar de reojo a Koizumi dando las gracias a Nagato, me levanté para juntar las impresiones que salieron de la impresora.

Título: Las Siete Maravillas de la Escuela Secundaria de la Prefectura Norte, seleccionadas en la Sala del Club SOS, a finales de mayo

Los artículos relacionados con el título están redactados de la siguiente manera.

  1. El Enigma de la estatua de Ninomiya Kinjirō
  2. El Misterio del Salón de Música
  3. El secreto de la Escalera
  4. El extraño espejo en el pasillo

He omitido el resto del documento, pero la versión de la Brigada SOS (excluyendo a Haruhi) sobre las Siete Maravillas de la escuela, que se elaboró a partir de la discusión que se produjo entre Koizumi y yo, con las recomendaciones de Nagato y de Asahina-san, se imprimió sin ningún tipo de problemas ni deficiencias. Era como un informe publicado por una empresa, pero estaba destinado a una sola persona.

Koizumi había estado mirando su teléfono a intervalos durante un tiempo, pero probablemente habiendo terminado de comprobar lo que sea que fuese, guardó el teléfono en el bolsillo de su uniforme y se encontró con mi mirada cerrando uno de sus ojos.

Inmediatamente después de oír unos ligeros pasos que parecían aproximarse a velocidad Mach[6], la puerta se abrió con tal fuerza que pensé que se le romperían las bisagras. Y luego-

“¡Escuchen todos! ¡Tengo buenas noticias!”

Con una sonrisa que haría que el Dios del Sol pareciera tenue incluso a mediodía, nuestra Lider de Brigada, Suzumiya Haruhi, hizo su entrada.

Con sólo mirar esa cara, sentí que la habitación se había vuelto 0,5 °C más caliente.


Notas de Traducción:

[1] Seres parecidos a los espíritus que toman la forma de niños (relacionados con Zashiki-warashi).

[2] Una técnica artística que utiliza imágenes realistas para crear la ilusión óptica de que los objetos representados existen en formato 3D.

[3] Driblar es una acción deportiva que consta de esquivar a un oponente mientras avanza con el balón, un ejemplo es el fútbol americano o el básquetbol.

[4] Un demonio anfibio representado típicamente como seres verdes de aspecto humano con patas palmeadas (como los patos) y un caparazón de tortuga en su espalda. Según el folclore japonés, se afirma que el pepino es su comida favorita tradicional.

[5] Es una teoría o más bien, una paradoja desarrollada por Bertrand Russell que dice que un miembro de un conjunto no puedo formar parte del conjunto de sí mismo si forma parte también de un subconjunto, pero a la vez, ese subconjunto no formara parte del mismo miembro si comparte la misma idea abstracta del conjunto normal. Para que quede claro, al final dejare un prefacio que servirá para que puedan entender que quiso decir Russell.

[6] La velocidad Mach es la velocidad del sonido, un Mach es equivalente a 1234.8 KM/H

Prefacio para la introducción a la Paradoja de Russell: La Paradoja del Barbero.

En un lejano poblado de un antiguo emirato había un barbero llamado As-Samet diestro en afeitar cabezas y barbas, maestro en escamondar pies y en poner sanguijuelas. Un día el emir se dio cuenta de la falta de barberos en el emirato, y ordenó que los barberos sólo afeitaran a aquellas personas que no pudieran afeitarse. Y así mismo impuso la norma de que todo el mundo se afeitase, (no se sabe si por higiene, por estética, o por demostrar que podía imponer su santa voluntad y mostrar así su poder). Cierto día el emir llamó a As-Samet para que lo afeitara y él le contó sus angustias:

—En mi pueblo soy el único barbero. No puedo afeitar al barbero de mi pueblo, ¡que soy yo!, ya que, si lo hago, entonces puedo afeitarme por mí mismo, por lo tanto ¡no debería afeitarme! pues desobedecería vuestra orden. Pero, si por el contrario no me afeito, entonces algún barbero debería afeitarme, ¡pero como yo soy el único barbero de allí!, no puedo hacerlo y también así desobedecería a vos mi señor, oh emir de los creyentes, ¡que Allah os tenga en su gloria!!

El emir pensó que sus pensamientos eran tan profundos, que lo premió con la mano de la más virtuosa de sus hijas. Así, el barbero As-Samet vivió para siempre feliz y barbón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s